Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy se rodea de pymes mientras el PP se aleja de Botín

El líder de los populares propone sustituir Educación para la Ciudadanía por "Fomento de la actividad emprendedora"

Mariano Rajoy durante su encuentro con más de 100 representantes de las pequeñas y medianas empresas.
Mariano Rajoy durante su encuentro con más de 100 representantes de las pequeñas y medianas empresas. SAMUEL SÁNCHEZ

El mensaje contra las grandes empresas que han apoyado a José Luis Rodríguez Zapatero era tan evidente, que Mariano Rajoy ni siquiera necesitó hacerlo explícito. El líder del PP se ha reunido hoy con 100 representantes de pymes en un local de Madrid que es una especie de vivero de emprendedores y se llama utopic_us, a los que les ha prometido una reforma legal y bajadas de impuestos aunque sin concretar mucho. Rajoy no ha citado ni siquiera por nombre a Emilio Botín, protagonista del apoyo a Zapatero y de un mensaje que compartieron otros tres magnates: no es momento de elecciones anticipadas. Rajoy las pide insistentemente. El PP se ha alejado mucho del mensaje de las grandes empresas y distintos portavoces del PP lo han criticado. Sin embargo, el año pasado, Rajoy ya intentó atraerse a su lado a la cúpula del sector financiero en un acto en Madrid en junio. pero solo lo logró con algunos. Botín no acudió . La distancia entre ellos es evidente y nadie en el PP la niega, aunque en el entorno de Rajoy se asegura que la relación se recompondrá en cuanto el PP vuelva al poder. Botín se acercará, señalan, cuando Rajoy gane las elecciones.

En cualquier caso, Rajoy ha evitado entrar en conflicto directo con el principal banquero de España. El líder del PP ha lanzado sólo un mensaje indirecto a esas grandes empresas mientras estaba rodeado de pymes: "El 80% del empleo en España depende de las pymes. Y hay que explicar una cosa: si no hay pymes, nunca habrá grandes empresas españolas. Mercadona o Mango o Zara antes de llegar a lo que son eran pymes que pasaron apuros. Si no hay apoyo para ellas difícil que haya grandes empresas. Hay que hacer una importante reforma de la mentalidad española", les ha dicho a los emprendedores en un larguísimo discurso en el que les ha explicado su visión de la economía.

Rajoy ha insistido mucho en la idea de que es necesario implementar en España la cultura emprendedora. Y ha recordado que en España, las regiones más emprendedoras son más ricas. Incluso ha puesto el ejemplo de su propia biografía "Yo hice oposiciones, pero es que en Pontevedra ni había empresas ni nada. A lo mejor si yo hubiera estado en otro lado habría mamado eso y no habría hecho oposiciones".

Rajoy incluso propuso una fórmula para aumentar esa cultura emprendedora ya desde la infancia: sustituir la asignatura de Educación para la ciudadanía, que el PP y la Iglesia rechazan y el definió como "perfectamente prescindible", por otra que definió como "fomento de la actividad emprendedora". Rajoy cree que hacen falta un millón de emprendedores más para que se pueda hablar de la verdadera recuperación.

En cualquier caso, el líder del PP no se mostró tan catastrofista con la situación de la economía española como en otras ocasiones: "Vamos a crecer, pero muy poco. El turismo va a mejorar por la recuperación en Alemania o el Reino Unido. Las exportaciones mejoran. Se aleja el rescate europeo para España. Creo que no hará falta un rescate, pero el diferencial con la deuda sigue alto".

Los emprendedores, la mayoría bastante jóvenes, le lanzaron algunas preguntas. Una de ellas es recurrente y difícil, aunque Rajoy se detuvo ayer en ella más que nunca. ¿Qué sector va a sustituir a la construcción y va a absorber el empleo que esta ha destruido? Rajoy aún cree en la construcción: "Creo que el sector de la construcción de vivienda residencial debe seguir siendo importante en España. No entiendo esta demagogia que habla en negativo del ladrilllo. En las casas vive genere, y se meten muebles, y se genera negocio y empleo. Creo que en España hay sitio para la construcción de casas para personas que viven aquí y que vienen de fuera. Mi padre, sin ir más lejos, vive en Canarias y es de Pontevedra. Y el sector del turismo es capital, hay que invertir y hacerlo mejor ahí. Las nuevas tecnología también son importantes. España tiene gente con mucha capacidad de innovar. El sector del automóvil también es muy importante para la exportación y da mucho trabajo. Otro es la industria alimentaria, yo creo mucho en la agricultura, y hoy mucho más. Pero creo que es decisión del emprendedor ver en qué sector mete su dinero, no soy partidario de dirigir desde el Gobierno ese asunto".