Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La élite económica pide a Zapatero que aplace el debate sucesorio

Los directivos de las principales compañías españolas se muestran dispuestos a favorecer un gran pacto de Estado y rechazan un adelanto electoral.- El presidente se compromete a seguir con las reformas

Un momento de la reunión del presidente del Gobierno con los empresarios.
Un momento de la reunión del presidente del Gobierno con los empresarios. ULY MARTÍN

El tono constructivo ha presidido la reunión que durante cuatro horas mantuvieron el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con líderes de las principales empresas españolas y las patronales CEOE y Anfac. Al final han asistido 41 de los 44 convocados -solo han faltado Carmen Riu (de Riu Hoteles), José Antonio Hernández Calleja (de Ebro Foods) y Víctor Grifols (Grifols)- de los que han intervenido 38. Durante la reunión, el presidente del Santander, Emilio Botín, le ha pedido a Zapatero que no desvele su futuro hasta 2012 para no perjudicar los mercados, una solicitud que han respaldado otros empresarios. Los directivos le han pedido también al jefe del Ejecutivo que no baje la guardia ante la crisis y éste ha prometido seguir con las reformas. Los empresarios también se han mostrado en contra de un adelanto electoral.

El objetivo de la reunión era analizar las reformas previstas para cumplir el Pacto del euro, aprobado ayer en Bruselas, entre las que destaca un plan para hacer aflorar la economía sumergida, pero el debate se ha extendido a la situación económica de España en general. Zapatero ha asegurado que los mercados han vuelto a creer en España y que ha pasado el peor momento, cuando se temía un rescate.

El presidente del Gobierno ha prometido continuar las reformas en tres frentes: marco laboral, mejora de las competencias autonómicas (ante las quejas de los empresarios por la doble Administración) y la puesta en marcha de una vez de la reforma en el ámbito energético. Algunos empresarios se han mostrado dispuestos a hablar con la oposición, si fuera necesario, para contribuir a alcanzar un gran pacto de Estado. Además, Zapatero ha anunciado la puesta en marcha de un programa de becas para 30.000 jóvenes en el que quiere que participen de forma activa los empresarios.

El presidente del Gobierno anunció en la capital belga la adopción de ocho grandes medidas para mejorar la solvencia y la competitividad de las empresas españolas. Entre estas medidas destaca la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para vincular la evolución del gasto al PIB nominal en el medio plazo, así como el plan contra el empleo irregular que se pondrá en marcha el próximo mes y que se desarrollará entre junio de este año y diciembre de 2012.

Adelanto electoral

Botín y otros asistentes a la reunión en Moncloa han se han mostrado contrarios a un adelanto de las elecciones, previstas para 2012, ya que consideran que esta circunstancia afectaría negativamente a la economía española. Según señalaron fuentes empresariales a Efe, coincidieron en esa apreciación al menos Botín, del Banco Santander; Rafael del Pino, de Ferrovial, y Juan Miguel Villar Mir, de OHL Obrascón-Huarte-Laín).

El tema se ha suscitado mientras se hablaba de la caída del Gobierno portugués del socialista José Sócrates, como consecuencia de que el parlamento luso rechazó, el miércoles pasado, un nuevo programa de ajuste, lo que puede llevar a la celebración de elecciones en mayo.

La "inmensa mayoría" de los asistentes han coincidido en que la estabilidad económica en España ha mejorado "de forma clara", según ha dicho Zapatero en una rueda de prensa posterior a ese encuentro.

Zapatero ha argumentado también en esa rueda de prensa que el calendario político será siempre secundario a las reformas económicas que su Gobierno lleva a cabo, que no mencionó que los empresarios vieran inconveniente un adelanto de las elecciones generales, que deben celebrarse al término de la actual legislatura, en marzo de 2012.

La de hoy es la segunda reunión de este tipo, tras la del pasado 27 de noviembre. En esta ocasión se ha convocado a 13 empresas más que en el primero de estos encuentros, en el que Zapatero se comprometió a acelerar las reformas económicas pendientes. Además del jefe del Gobierno, participan el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado.