Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva terminal de L'Altet levanta el vuelo

Blanco, arropado una nube de cargos públicos y un nutrido grupo de empresarios, preside el acto inaugural de la obra que ha costado 629 millones

La nueva terminal del aeropuerto de L'Altet, en Elche, se ha vestido esta mañana de gala para su inauguración.

La infraestructura duplica la capacidad del aeropuerto alicantino, que ahora podrá asumir hasta 20 millones de pasajeros anuales (el año pasado el recinto sumó casi 9,4 millones de pasajeros). La inauguración ha estado presidida por el ministro de Fomento, José Blanco, y ha contado con la presencia de la ministra de Sanidad, Leire Pajín, del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y de las principales autoridades de Elche y Alicante.

En su intervención, el titular de Fomento ha destacado que el nuevo aeropuerto "traerá más proyección empresarial, turística y económica". "El aeropuerto es la primera empresa de la provincia", añadió. José Blanco anunció que el aeródromo alcanzará este año la ansiada cota "de los diez millones de pasajeros". El ministro aprovechó el acto inaugural para reconocer el trabajo de los 7.500 operarios que han hecho posible la construcción de la nueva terminal y también para agradecer la postura de los trabajadores de AENA ante el proyecto de reforma de los aeropuertos españoles, "a favor del interés general".

La nueva instalación cuenta con una superficie de 333.500 metros, frente a los 54.800 metros de las ya existentes

Hay un nuevo aparcamiento de seis plantas con capacidad para albergar a 4.200 vehículos

El aeródromo podrá dar servicio a 20 millones de pasajeros anuales. En 2010 acogió a casi 9,4 millones

Tras la alocución de Blanco, ha intervenido el presidente del Consell, Francisco Camps, quien ha destacado "que invertir en la Comunidad Valenciana y en Alicante es apostar por la riqueza y el crecimiento".

Tras los discursos, la comitiva se ha divido. Por un lado, los representes del Consell y del campismo se han dirigido a la salida a despedir al presidente de la Generalitat. Mientras, los cargos socialista y los ripollistas permanecían en el interior de la instalaciones. José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación y líder del PP de Alicante, ha mantenido una animada conversación con la sorpresa del acto, el ex jefe del Consell, Eduardo Zaplana. Y junto a los políticos, la comitiva presentaba una nutrida representación del mundo empresarial, tanto de Alicante como de Valencia. Por sectores, ha resaltado la alta representación de mundo hotelero, primer beneficiado con la mueva instalación, y junto a ellos directivos de la patronal alicantina y autonómica.

La ampliación de L'Altet ha supuesto una inversión de 628,67 millones de euros desde que se iniciaron en 2004. La dotación supondrá la creación de 1.270 nuevos puestos de trabajo, entre directos e inducidos. Las nuevas instalaciones entrarán en funcionamiento mañana. La nueva terminal cuenta con una superficie de 333.500 metros cuadrados, frente a los 54.800 metros cuadrados de las actuales terminales 1 y 2 de L'Altet. Es decir, que multiplica la superficie inicial por seis. Entre las grandes cifras de la nueva infraestructura, las nuevas salas de embarque tendrán una superficie de 27.000 metros cuadrados y 26 puertas de embarque, diez más que en la actualidad. Las instalaciones que hoy se inauguran disponen también de 16 pasarelas, frente a las cinco actuales. El hall de facturación, finalmente, se distribuye sobre una superficie de 15.500 metros cuadrados y pasa de 53 mostradores a 98, dos de ellos para equipajes especiales.

A las obras en la nueva terminal hay que sumar un nuevo aparcamiento que consta de seis plantas con capacidad para albergar a 4.200 vehículos (que se sumarán a las 2.000 plazas actuales). La construcción de la nueva terminal, finalmente, también ha supuesto la ampliación de nuevos accesos así como la construcción de una nueva central eléctrica cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.