Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exconcejal que destapó el 'caso Brugal' acusa al líder de la trama de extorsión

Jesús Ferrández declara ante el juez que el industrial Fenoll manipuló la grabación del supuesto soborno de la basura de Orihuela

Jesús Ferrández, exconcejal del Centro Liberal de Orihuela y primer imputado en el sumario del caso Brugal, ha declarado este mañana ante el juez instructor que el empresario Ángel Fenoll, al que se considera uno de los cabecillas principales de la trama corrupta en torno al negocio de la basura, manipuló la grabación que dio pie a la investigación, y le extorsionó con ella. "He reiterado al juez que todo fue una encerrona y que Fenoll manipuló la cinta para extorsionarme", ha afirmado Fernández a la salida del juzgado.

La investigación comenzó en marzo de 2007 a raíz de una conversación entre Ferrández y Fenoll que grabó este último. En esa cinta el entonces concejal aseguraba que una de las empresas aspirantes a adjudicarse el servicio de basuras de Orihuela, Urbaser, estaba dispuesta supuestamente a ofrecer 100 millones de las antiguas pesetas por quedarse con la concesión. Fenoll, que también aspiraba al contrato, difundió en los medios de comunicación esta grabación y la llevó a la Fiscalía Anticorrupción, que ha tirado de ese hilo hasta lanzar una segunda fase del caso Brugal en la que se ha imputado al presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, y al empresario Enrique Ortiz, entre otros, también por contratos ligados a la basura y al urbanismo de Alicante.

Según ha reiterado esta mañana Ferrández, el objetivo de Fenoll era extorsionarle. "En aquellos momentos estaba claro que yo sobraba en la política y fue a por mí", ha afirmado. El exconcejal asegura que Fenoll manipuló el contenido de la grabación para presionarle en relación con la adjudicación.

El Ayuntamiento de Orihuela, en manos del PP,declaró el concurso desierto tras divulgarse la grabación. En octubre de 2008, tras plantear de nuevo el concurso, el servicio se adjudicó a una UTE liderada por Sufi. La investigación del caso Brugal sostiene que las otras dos firmas de la UTE son empresas tapadera de Fenoll.