Aralar ofrece abrir un proceso para buscar la unidad independentista

Zabaleta plantea un diálogo "sin ningún límite ni condición previa"

San Sebastián - 12 feb 2011 - 21:01 UTC

Aralar, la formación que surgió como escisión de una Batasuna que no rechazaba a ETA, busca ahora resituarse ante el nacimiento de una formación como Sortu que, de ser legal, le supondría una competencia clara y directa en el espectro de la izquierda abertzale. Con la vista en un futuro no inmediato, pero cuando las urnas se hallan a apenas tres meses de distancia, Aralar propuso ayer a "la otra sensibilidad de la izquierda abertzale", en alusión a Batasuna y sus sucesores, y a los vascofranceses de AB iniciar un diálogo "sin ninguna limitación ni condición previa" para hacer "un análisis conjunto" y "debatir las condiciones para la unión" futura de los independentistas. La pretensión sería alcanzar "un acuerdo ideológico, estable y duradero".

La formación que encabeza Patxi Zabaleta solemnizó este emplazamiento en una comparencia pública en San Sebastián en la que, junto al propio coordinador general, comparecieron algunos de sus rostros más conocidos, como la portavioz parlamentaria, Aintzane Ezenarro; Jon Abril, Rebeka Ubera o Ainhoa Beola. La iniciativa, que el Comité Ejecutivo aprobó ayer por unanimidad, ya había sido trasladada anteriormente en privado a la izquierda abertzale.

Zabaleta desligó esta iniciativa, que situó "a largo plazo", de los comicios de mayo y de la situación de la coalición Nafarroa Bai, donde Aralar se ha opuesto a cualquier posibilidad de entrada de Batasuna y mantiene una pugna con EA por la alianza que esta última formación mantiene con los radicales.

"Decisiones generosas"

Ubera y Abril leyeron un comunicado en euskera y castellano, respectivamente, que asegura que la nueva situación en Euskadi, tras la tregua de ETA y la presentación de los estatutos de Sortu "obligan" a los agentes políticos a "adoptar "decisiones audaces y generosas". "Las nuevas condiciones que se están creando en Euskal Herria hacen posible que las dos sensibilidades de la izquierda abertzale compartamos el análisis político, en primer lugar, y quizá, con posterioridad, actuaciones estratégicas", abunda el texto.

El texto apunta luego que "para acercar posturas, es preciso superar incomprensiones y enfrentamentos, iniciar y asentar colaboraciones y crear las necesarias cercanías y complicidades políticas para sustentar los avances necesarios". La formación de Zabaleta aclara que su propuesta no está supeditada "ni a la ilegalización" de la izquierda abertzale ni a que "aún esté pendiente de finalizar el proceso de pacificación y normalización política en marcha".

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50