Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El problema de la calidad del aire

Gallardón asegura que Madrid tiene "el mejor aire de los últimos 10 años"

El alcalde explica que "el único parámetro que no cumple la capital es el dióxido de nitrógeno".- A partir del sábado, el viento y la lluvia ayudarán a reducir la 'boina negra'.- Los madrileños siguen haciendo caso omiso a la recomendación de usar el transporte público

El alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido tajante al afirmar que "tenemos un aire limpio en Madrid", de hecho, considera que es "el mejor aire que hemos tenido en los últimos 10 años", a pesar de que a juicio de la ministra de medio Ambiente, Rosa Aguilar, la calidad del aire es "pésima". Entrevistado anoche en Hora 25 de la cadena SER después de que el consistorio pidiera a los ciudadanos que dejen el coche en casa para evitar que sigan aumentando los niveles de contaminación, Gallardón ha declarado que él quiso dar ejemplo y utilizó el transporte público ayer martes, al tiempo que ha recordado que es el único alcalde con un coche eléctrico como coche oficial.

"El aire no está en unos índices peligrosos", ha querido tranquilizar a la población, "pero dados los niveles de exigencia europeos, eso nos invita a decir a los ciudadanos que utilicen el transporte público", ha continuado, para puntualizar que, "de los seis parámetros de evaluación" que establece la Unión Europea, "el único que no cumplimos las ciudades es el que afecta al dióxido de nitrógeno" (NO2).

El alcalde de Leganés culpa a la capital

El alcalde de Leganés, Rafael Gómez Montoya (PSOE), ha culpado esta mañana a Madrid y la mala gestión de sus responsables municipales de los problemas de contaminación que sufre su municipio. El regidor ha recordado que su población tiene 47 metros cuadrados de zona media por habitante, lo que la convierte en una de las mayores de la región.

Gómez Montoya ha precisado en primer lugar que la cantidad de contaminación que sufre Leganés no es muy alta y que, por tanto, no es necesario avisar a la población o tomar medidas excepcionales. Eso sí ha matizado que todos los problemas le llegan a su ciudad por estar tan cerca de la capital y porque sus responsables no toman medidas para acabar con la contaminación. "Vamos a tomarnos en serio el problema, pero nosotros sí hacemos planes para acabar con este problema. Por ejemplo este último año se han cambiado las calderas de 12 colegios. Han pasado de gasóleo a gas. En el último pleno, además hicimos una ampliación a la Agenda 21 para luchar contra el cambio climático y la contaminación", ha destacado el regidor, quien ha añadido a renglón seguido que "no son responsables de la mala gestión de la capital".

Aguilar cita a Castro

Repitiendo el argumento que defiende su consistorio para justificar estos niveles, el político popular ha señalado con el dedo acusador a las políticas que incentivan a los vehículos diésel lanzadas por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. "Hay que pedir al Gobierno que explique por qué financia los vehículos diésel", ha dicho, para recordar que "quien está estableciendo una política fiscal que favorece el vehículo contaminante es el Gobierno de España". En la capital se registran altos niveles de NO2 -44 microgramos por metro cúbico de media anual en 2010, cuando Europa marca un máximo de 40- y los coches diésel son los principales emisores de N02: escupen al aire hasta seis veces más partículas nocivas que los de gasolina. El Gobierno incentiva la compra de vehículos diésel -un 75% en Madrid- a través del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos y el de Matriculación.

Pero ese no es el único dardo que ha lanzado contra los socialistas. Gallardón ha asegurado que la M-30 es ahora un parque, no como cuando gobernaba el PSOE en la ciudad. "Somos la ciudad que más ha mejorado el medio ambiente en los útlimos 10 años", ha sostenido Gallardón. "Ninguna ciudad de Europa ha hecho una apuesta tan rotunda por el transporte menos contaminante, que es el metro. Los índices [de contaminación] son los que habitualmente teníamos hace 10 años y a nadie alarmaban". A los que piden que se limite el tráfico rodado para mejorar la calidad del aire, les ha dicho que impedir todo el tráfico rodado para frenar la contaminación ocasionaría la pérdida de muchos tiempos de trabajo.

Entre tanto, políticos y ciudadanos siguen pendiente del cielo rezando por un poco de lluvia. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado de que será a partir del sábado cuando el viento y las precipitaciones ayuden a aliviar el aire contaminado que padecen las grandes ciudades en los últimos días, Madrid y Barcelona sobre todo, pero también Valencia. El anticiclón se mantendrá hasta el viernes y el aire situado en las capas bajas continuará sin ventilarse. Según ha explicado el portavoz de la Aemet Ángel Rivera, ésta es una situación típica de invierno. "Es normal -ha dicho- que se formen anticiclones sobre la península ibérica, en los meses de diciembre y enero y, a veces, también en febrero". De hecho, Rivera ha recordado que en los años 1990, 1997, 2000, se produjeron anticiclones que duraron bastante días a lo largo del mes de febrero.

La ministra Aguilar ha convocado al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, para impulsar la colaboración en la lucha contra la boina negra. Los elevados índices de NO2 han disparado las alertas y reabierto el debate en torno a las medidas que se deben adoptar. Tanto en el Senado como el Congreso se hablará hoy del asunto.

El tráfico, como siempre

Los ciudadanos han vuelto a utilizar el coche como un día normal para entrar y moverse por la capital, pese a los altos niveles de contaminación y a la recomendación del Ayuntamiento. Según datos facilitados a EL PAÍS por un portavoz municipal de Tráfico, en la M-30 durante la hora punta de esta mañana (de siete a diez de la mañana) el tráfico registró un descenso insignificante con relación a ayer, el -0,33%.

En la zona urbana (dentro de la M-30), el tráfico ha sido ligerísimamente mayor, al experimentar un aumento del 0,27%. Si se compara con el lunes por la mañana, cuando el consistorio no había lanzado la recomendación, el tráfico de hoy en la M-30 ha sido un 0,66% más, y en la zona urbana, un 0,5% más.

Más información