Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El seguimiento de la huelga general en Galicia es "el previsto", según la CIG

Ocho personas han sido detenidas en Vigo por lanzar líquido inflamable contra un cajero automático y por la construcción de una barricada

Transcurre sin incidentes de relieve y con un seguimiento desigual la huelga general convocada en Galicia por la Confederación Intersindical Galega (CIG), en solitario, contra las reformas laborales y de las pensiones que acomete el Gobierno. La movilización cuenta con el respaldo del Bloque Nacionalista Galego (BNG), cuyos dirigentes la han jaleado en las últimas fechas, y la participación de la minoritaria CGT. Hay convocadas manifestaciones en 12 ciudades. La movilización central se desarrollará en Vigo a partir de las 12.00 horas.

El incidente más destacable ha ocurrido en el centro de Vigo, donde esta madrugada fueron detenidas tres jóvenes por lanzar líquido inflamable contra un cajero en la zona de Plaza Elíptica, mientras que han arrestado a otras cinco personas que estaban construyendo una barricada en la calzada de la Avenida de Madrid, a la altura del seminario. De estos últimos arrestados, hay cuatro trabajadores afiliados a la CIG, según han confirmado fuentes de esta central sindical.

La central convocante ha centrado la acción de los piquetes en los puntos donde tiene mayor presencia para obtener el mayor seguimiento posible, que considera se atiene a lo previsto. Lo cifra en torno a un 60 o 70% en los polígonos empresariales de la comunidad. No se han recogido las basuras en las ciudades, donde el transporte urbano funciona con servicios mínimos. Los puertos comerciales funcionan con normalidad, según fuentes oficiales.

En Vigo se suspendió la actividad del mercado de distribución de frutas y el seguimiento está siendo casi total en el sector de la construcción naval naval, pero no afecta a otra industria igualmente emblemática, Citroën. Los empleados de banca se están incorporando a sus puestos con normalidad, entre piquetes no muy numerosos y discreta presencia policial, que es más ostensible en otras zonas, como los accesos a los polígonos empresariales.

En A Coruña también era ostensible el despliegue policial en los puntos más "calientes", los accesos a los polígonos industriales, como el de Pocomaco, o a las obras de Marineda City. También permanece parado el Puerto Exterior, la estación de autobuses y la Zara Logística. Hay asimismo un alto índice de seguimiento de la huelga en la factoría de Alcoa, en San Cibrao (Lugo). Los piquetes quemaron a primera hora de la mañana neumáticos en algunas carreteras, lo que provocó atascos puntuales en los accesos a Santiago o Vigo. También ha sido frecuente la quema de contenedores de basura.