Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno estima que se han cumplido los objetivos del estado de alarma

AENA espera que continúe la "absoluta normalidad" en las torres

A las 12 de la noche de mañana sábado finaliza el estado de alarma que somete a los controladores a la jurisdicción militar. Para el Gobierno el mes largo que ha durado esta situación ha servido para cumplir los objetivos que el Ejecutivo se había marcado: por un lado "garantizar el derecho de los españoles a viajar sin problemas y asegurar la normalidad en los aeropuertos en épocas complicadas"y por otro "lograr encauzar el diálogo" con los controladores que ahora negocian con AENA un nuevo convenio con unos plazos perfectamente establecidos. "Se ha nombrado a un árbitro que tendrá que emitir su laudo el 28 de febrero y las negociaciones durarán hasta el 31 de enero". En estos términos se ha manifestado el vicepresidente primero del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Rubalcaba ha asegurado que desde el momento en que finalice el estado de alarma, las torres de control de los aeropuestos dejarán de estar bajo la supervisión del Ejército, pese a que el real decreto del 3 de diciembreotorgaba al Ministerio de Defensa por tiempo indefinido el "control de los controladores", según reza el propio texto. El decreto del estado de alarma (aprobado por un Consejo de Ministros extraordinario el 4 de diciembre y luego prorrogado por las Cortes) decae por sí mismo ya que tiene un plazo concreto de validez.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero firmó ayer un real decreto -que se publicará mañana en el BOE- para anular el otorgado el 3 de diciembre. De esta forma se devuelve a la empresa pública AENA la gestión y supervisión del control del tráfico aéreo.

Mañana, la ministra de Defensa, Carme Chacón, se reunirá con los oficiales encargados de dirigir y supervisar el control del espacio aéreo durante la declaración del estado de alarma, en relación con el paro de los controladores, para hacer un balance de su actuación, según ha informado su departamento en un comunicado

El que ya se ha pronunciado sobreestos 40 días de control militarizado tras el motín de los controladores es el presidente de AENA, Juan Lema. Según explicó ayer en rueda de prensa la situación desde elpasado 3 de diciembre es de "absoluta normalidad" yespera que no pase "nada" cuando la empresa pública recupere la gestión del tráfico. No lo tiene tan claro la consejera delegada de Easyjet, Carolyn McCall, que muestra más temor al efecto en su cuenta de resultados de otra huelga o plante de controladores españoles que a la evolución de la economía del país.

Lema también explicó que el motín de los controladores y el mal tiempo en diciembre restaron 5,5 puntos de crecimiento al número de pasajeros en ese mes y 1,1 puntos en el cómputo anual. Diciembre invirtió la tendencia y fue el único mes (junto con abril, por el cierre del espacio aéreo europeo por las cenizas volcánicas) en que bajó el tráfico, un 2.3%, frente al incremento medio anual del 2,7%.