Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza la oferta del PSOE de prescindir de los tránsfugas

Los populares denuncian el caso irregular de Benidorm

El PP mantiene la exigencia y la denuncia al PSOE por mantener como candidato a la alcaldía de Benidorm a su actual alcalde, Agustín Navarro, que desalojó al PP del Ayuntamiento gracias a un tránsfuga del PP. Los populares solo quieren enjuiciar los casos de incumplimientos socialistas y no los suyos, por lo que rechazaron "el emplazamiento" del PSOE a todos los grupos para que se comprometan a no incluir en las listas de las elecciones municipales de mayo próximo tránsfugas.

El PP llevó ayer la denuncia del caso Benidorm a la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo, que preside el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, y no atendió este emplazamiento de los socialistas, que se hubiera traducido en que el PSOE prescindiera de Navarro. Aunque previamente a la reunión el PP había hablado de "ruptura" del pacto si el PSOE no eliminaba al tránsfuga de Benidorm, dentro de la reunión no lo hizo sino que se limitó a mantener la denuncia y a no atender el requerimiento del PSOE con el argumento de que la base del Pacto Antitransfuguismo es precisamente no contar para las candidaturas con políticos que se hagan con el poder ayudándose de tránsfugas de otros partidos. En la reunión, el representante del PP, Juan José Matarí, no abandonó ese discurso por lo que ni entró a considerar el documento del socialista Antonio Hernando. Este pidió a los populares que tuvieran en cuenta los casos de transfuguismo en las filas del PP en las alcaldías del Puerto de Santa María (Cádiz), Dènia (Alicante), Mos (Pontevedra) y Águilas (Murcia), entre otros. Pero no fue una sorpresa ya que antes de la reunión los dos partidos marcaron sus respectivas posiciones. El responsable federal del PSOE, Antonio Hernando, informó de que por la tarde llevaría a la reunión del pacto la propuesta de que todos prescindieran de sus tránsfugas.

Esta oferta no es baladí ya que el caso Benidorm produjo una conmoción considerable en el PSOE , ya que el grupo municipal socialista, en el que estaba la madre de la actual ministra de Sanidad e Igualdad, Leire Pajín, se hizo con el poder con el voto de un tránsfuga del PP. Todos ellos se dieron de baja en el PSOE pero el disgusto volvió cuando el partido propuso al actual regidor de nuevo para la alcaldía. Para evitar conflictos locales, todos los niveles del partido -provincial, regional y federal- avalaron la propuesta. Esta situación produjo malestar en muchos sectores del PSOE y nada menos que el presidente del partido y responsable del Pacto Antitransfuguismo, Manuel Chaves, declaró su disconformidad con mantener esa candidatura. No obstante, fue avalada en octubre por el Comité Federal. Ahora estaban dispuestos a rectificar y anularla si el PP hacía lo mismo con los suyos.

A la pregunta a dirigentes socialistas de por qué no quitaban a ese alcalde, aunque el PP no siga el ejemplo, se responde que este asunto tendría coste interno y solo lo harían si los demás partidos hacen lo mismo. "No vamos a poner la otra mejilla en solitario", añaden. A la salida de la reunión, el secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, señaló que el PP "solo quiere ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el suyo".

Para el PP, el caso Benidorm supone el caso "del gran tránsfuga" y no debe pedir nada a los demás, sino tomar sus propias medidas, según el portavoz del partido, Esteban González Pons. Siguiendo ese discurso, el PP mantiene que el PSOE "ha roto el pacto" aunque no se da el paso de decir que ya no se acudirá a las reuniones. Según el recuento del PSOE en esta legislatura municipal ha habido 59 alcaldes declarados tránsfugas. De ellos, 19 son del PP; 10 del PSOE; 4 de CiU; 2 del Partido Andalucista; 2 de ERC; IU y Nueva Canaria tienen uno y en el grupo de no adscritos figuran 19.