Liberada una niña de 14 años tras pasar dos meses secuestrada y explotada sexualmente en Badajoz

Se suicida un vecino de Arroyo de San Serván, acusado de haber tenido relaciones sexuales con la menor

Una adolescente madrileña, de 14 años, ha pasado secuestrada y explotada sexualmente dos meses en Arroyo de San Serván (Badajoz), tras haber sido seducida por un joven rumano de 22 años. La menor fue liberada el pasado día 4 por un agente de la Policía Local, según se ha sabido ahora. La Guardia Civil ha detenido a siete rumanos, entre ellos el novio de la niña, y a cinco españoles que supuestamente mantuvieron relaciones sexuales con ella. Uno de estos, que estaba en libertad, se suicidó ayer tarde pegándose un tiro en su casa.

El pasado 3 de octubre, los padres de la menor, domiciliada en los alrededores de la calle de Serrano, presentaron una denuncia por su desaparición en la comisaría madrileña de Chamartín. La chiquilla se marchó de casa tras haber sido seducida por un rumano de 22 años, que la convenció para que se fuera a vivir con él. El joven tiene antecedentes delictivos, entre otras cosas por robo de vehículos de motor, según fuentes de la investigación. Al poco de llegar a Arroyo de San Serván, un pueblo de 4.000 vecinos próximo a Mérida, la muchacha residió algunas noches en una vivienda de la calle de La Sierra, donde habitan varios familiares del novio rumano. Pero más tarde fue trasladada a una chabola próxima a un vertedero.

Más información
La policía busca a la niña prostituida en Badajoz

Retenida contra su voluntad, la niña fue obligada a prostituirse. Los proxenetas cobraban entre 30 y 40 euros por cada servicio, según fuentes de la Guardia Civil. Hace dos semanas, el policía local Pedro José liberó a la menor. "Estaba muy débil. Tiene 14 años, pero aparentaba 12. Estaba muy asustada. Yo intenté tranquilizarla", ha declarado el agente a Europa Press televisión. Éste requirió ayuda a la Guardia Civil, cuyos efectivos procedieron más tarde a detener a siete rumanos y a cinco españoles domiciliados en Arroyo de San Serván.

Entre los españoles detenidos por tener sexo con la víctima hay hombres con edades comprendidas entre 40 y 70 años, que presuntamente tuvieron acceso carnal a la adolescente a cambio de dinero. La juez encargada del sumario decretó su libertad. Uno de los vecinos acusados de mantener relaciones sexuales con la menor se quitó la vida disparándose un tiro de escopeta en su casa. Se trata de un jornalero de 55 años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS