Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Núria de Gispert, primera presidenta del Parlamento catalán

Arranca la novena legislatura de la cámara catalana.- "Tenemos que seguir luchando para alcanzar el techo de cristal", afirma la principal responsable de la Cámara

La democristiana Núria de Gispert (Barcelona, 1949) se ha convertido esta mañana en la primera presidenta del Parlament de Catalunya durante la sesión de constitución de la novena legislatura, en la que se elige la mesa de la cámara. Los dos vicepresidentes de la mesa son Lluís Corominas (CiU), que ha obtenido 65 votos, e Higini Clotas, el único diputado que lleva 30 años en la cámara, con 37 votos. Además los cuatro secretarios son Jordi Cornet (PP), con 31 votos es el secretario primero, Montserrat Tura (PSC), con 28 votos es la secretaria segunda, Josep Rull (CiU), con 26 y secretario tercero y Dolors Batalla (CiU), con 25 votos y secretaria cuarta.

Pese a sus negociaciones hasta última hora de ayer, los grupos minoritarios de la cámara (Iniciativa per Catalunya, Esquerra Republicana, Solidaritat Catalana per la Independènica i Ciutadans) se han quedado finalmente sin representación en la mesa. En cambio, los populares se han hecho con una secretaría a cambio de apoyar la investidura de De Gispert.

De Gispert ha dedicado buena parte de su discurso a celebrar los logros de las mujeres en la sociedad. Ha recordado que hubo un tiempo en el que las mujeres no tenían derecho a voto y que "no hace ni 35 años las mujeres tenían que pedir permiso para trabajar". En su opinión se ha avanzado mucho "en derechos y presencia en la esfera pública", pero, ha dicho: "Tenemos que seguir luchando para alcanzar el techo de cristal". "Sigue faltando igualdad verdadera, sin la cual no hay libertad", ha zanjado. La flamante presidenta de la cámara catalana se ha dirigido antes que a nadie a sus dos predecesores en el cargo, Joan Rigol y Ernest Benach, y al ex presidente Jordi Pujol, ha saludado a los miembros de su familia uno por uno y ha manifestado que trabajará, "solemnemente" con sentido institucional y diálogo.

La investidura de Núria de Gispert ha contado con 77 votos, los de los 62 diputados de CiU más, previsiblemente, seis apoyos del PSC, seis del PP y tres de Ciutadans. Ha habido un voto nulo y cuatro han apostado por Antoni Strubell, de SI. El resto de grupos políticos de la cámara han votado en blanco en una elección presidida, como es tradicional, por la mesa de edad: la que preside el diputado de más edad Francesc Bragulat (CiU), de 68 años, y los dos más jóvenes, José Antonio Coto (PP) y Roger Montañola (CiU), ambos de 24.

La investidura por primera vez de una mujer al frente de la cámara demuestra de que el de la novena legislatura es el Parlament más paritario de la historia, con un 41% de diputadas. Más incluso de lo que fija la Ley de Paridad de 2007, que marca un mínimo del 40%. En el caso de los diputados que se estrenan, la proporción entre hombres y mujeres es incluso más elevada y alcanza casi el 50%: son 20 diputados y 19 diputadas. Respecto a la edad de la cámara, la media se sitúa en 42 años, curiosamente dos más que en la legislatura pasada.

La sesión de constitución del Parlament ha ofrecido imágenes como la entrada en el hemiciclo por primera vez del ex presidente del FC Barcelona y líder de Solidaritat Catalana per la Independència, Joan Laporta. El partido del ex mandatario azulgrana, que hace seis meses ni siquiera existía oficialmente como tal, ha irrumpido en el Parlament con cuatro diputados. En el capítulo de anécdotas, la votación delegada de la diputada de ERC Laura Vilagrà, que se encuentra de baja médica.