Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

James Franco y Anne Hathaway, esa extraña pareja que presentará los Oscar

El dúo será maestro de ceremonias en una gala tradicionalmente presentada por humoristas que peinan canas como Billy Crystal, David Letterman, Steve Martin o Jon Stewart

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas ha hablado. Tras una larga espera, la decisión está tomada. La 83ª edición de los Oscar queda en manos de James Franco y Anne Hathaway. Una extraña pareja como maestros de ceremonias en una gala tradicionalmente presentada por humoristas que peinan canas como Billy Crystal, David Letterman, Steve Martin o Jon Stewart. "James Franco y Anne Hathaway personifican la próxima generación de figuras de Hollywood, frescas, exultantes y con mucho talento", declararon de manera conjunta los productores de esta velada, Bruce Cohen y Don Mischer, al hacer público el anuncio. Además, las dos estrellas están por debajo de los 35 años, Franco en los 32 y Hathaway en los 28. Y esa es la razón de su elección, atraer a ese sector de la audiencia, entre los 18 y los 49 años, que marca el éxito o el fracaso de una retransmisión. La Academia lleva años luchando por remontar el problema de audiencia que azota a todas las entregas de premios y con el deseo de volver a conectar con una audiencia más joven, esa que llena las salas pero que se siente ajena a la denominada "gran fiesta del cine" porque los títulos candidatos y sus presentadores tienen poco que ver con lo que les gusta ver en las pantallas. Por esta razón a la ceremonia del año pasado asistieron como presentadores Kristen Stewart o Zac Efron además de brindar un sentido homenaje a John Hughes, artífice del cine con el que se crió la Generación X.

La edad de los maestros de ceremonias estará también más de acorde con la de los posibles candidatos, con una lista de aspirantes que va desde el propio Franco por 127 Hours, Jesse Eisenberg o Justin Timberlake por La red social o Leonardo DiCaprio, a sus 36 años el más veterano, por Shutter Island u Origen. Aunque tanto Hathaway como Franco nunca han presentado una ceremonia de este calibre, la actriz compartió el escenario con Hugh Jackman durante el baile con el que abrió la 81ª ceremonia de los Oscar. Además, Hathaway pisó sus escenarios como presentadora en cinco ocasiones y fue candidata al Oscar en 2009 con La boda de Rachel. Lo más cerca del galardón que estuvo Franco fue con el Globo de Oro, llamado antesala del Oscar, que consiguió con el telefilme James Dean además de su candidatura al mismo premio de la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood con Los superfumados. Sin embargo su nombre se considera un seguro favorito como mejor actor en esta edición.