Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero obtiene el apoyo de los barones para un bloque de reformas

El PSOE fija una gran modificación de las políticas activas de empleo como prioridad para el resto de legislatura

Los barones del PSOE se han mostrado satisfechos del afán reformista que parece haber emprendido el Gobierno. En primer lugar, las políticas activas de empleo. Durante cinco horas el Consejo Territorial ha debatido exclusivamente de cómo transformar los actuales servicios de empleo y sus recursos en instrumentos vinculados a sectores laborales distintos a la construcción. Esta transformación terminará en un decreto ley después de que el Gobierno haya dialogado sobre los cambios con las comunidades autónomas y con los agentes sociales.

Los barones territoriales han escuchado tanto al presidente como a los tres vicepresidentes del Gobierno y al ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, responsable de los cambios que experimentarán las políticas activas de empleo. Todos parecían satisfechos de que "el Gobierno haya tomado la iniciativa y se note que quiere ganar", ha explicado Barreda, coordinador el Consejo Territorial que ha comparecido junto al secretario de Organización, Marcelino Iglesias. Ahora bien, ambos reconocen que la estabilidad política que tiene el Gobierno al haber alcanzado un acuerdo con el PNV, los cambios entre los miembros y en el partido son importantes pero no suficientes. "Hay que mantener la tensión", ha sentenciado Barreda.

El principal ingrediente de esa agenda social es una reforma de las políticas activas de empleo que se basará en tres pilares: La coordinación de las competencias estatales y autonómicas, la coordinación de la iniciativa privada y pública en la gestión del desempleo y la mejora de la atención a desempleados.

La reforma que hoy se ha esbozado se presentará en las próximas fechas a los agentes sociales y tras un periodo de debates "sin plazos fijados", los socialistas esperan que se concrete en un decreto ley. El PSOE advierte de que no se gastará más dinero en políticas activas de empleo (actualmente se destinan a ese capítulo 8.000 millones de euros), sino que se "redistribuirá mejor" el gasto.

Los detalles de esa reasignación de recursos la han conocido los barones territoriales del PSOE de mano del nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que ha asistido a la reunión por tratar de temas que son específicamente de su responsabilidad.

Barreda, además, ha incidido en la importancia de la formación y la cualificación a la hora de acceder al empleo en el escenario laboral venidero y ha asegurado que se hará un esfuerzo en empleos "verdes" (agricultura sostenible, entre otros) y empleos "azules" (tecnológicos, relacionados con las nuevas tecnologías de la información).

La elección de Barreda.

La reunión se presentaba tranquila y no ha sido casual que Barreda haya sido el elegido de explicar la reunión. Fue él quien había pedido a Zapatero "gestos" como ha sido el reciente renovación del Gobierno. Tradicionalmente es Zapatero el encargado de valorar ante la prensa estas citas políticas.

A la reunión han asistido los miembros del Consejo Territorial del PSOE, un órgano coordinado por Barreda e integrado por los presidentes autonómicos socialistas, los secretarios generales del PSOE y la cúpula de la ejecutiva del PSOE, incluyendo, además de Zapatero, secretario general, al presidente del partido, Manuel Chaves, el vicesecretario general, José Blanco; el secretari de Organización, Marcelino Iglesias, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba; el secretario de Política Territorial, Gaspar Zarrías, y el responsable de Política Municipal, Antonio Hernando.

El Consejo Territorial ha comenzado a las 14.00 horas del con un almuerzo en la sede socialista de Ferraz y ha proseguido con una reunión en presencia del ministro de Trabajo.