Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez ordena el ingreso en prisión del neonazi Pedro Varela

El propietario de la librería Europa de Barcelona afirma que no le han notificado nada

Una jueza de Barcelona ha ordenado el ingreso en prisión del neonazi Pedro Varela, propietario de la Librería Europa en la que vende libros que incitan al odio racial, al antisemitismo y al genocidio. Varela ha asegurado por teléfono que él personalmente no había recibido aún la notificación de su ingreso en prisión. Ha afirmado que aún no había podido ponerse en contacto con su abogado pero que piensa recurrir la decisión de la titular del juzgado de lo penal número 15 de no concederle la suspensión de la pena de un año y tres meses de cárcel por difundir ideas genocidas a través de los libros que edita y vende en su local.

En la resolución de la jueza ha pesado el hecho de que Varela ya tenía otra sentencia de siete meses de prisión del año 2008. En su auto, la magistrada señala que las dos condenas de Varela "ponen de manifiesto una trayectoria delictiva que demuestra su peligrosidad" desde el punto de vista penal.

La pena de un año y tres meses le fue impuesta en mayo pasado por la Audiencia de Barcelona, que rebajó una condena anterior de dos años y nueve meses de cárcel por dos delitos, uno de difusión de ideas genocidas, que se mantiene, y otro por atentar contra los derechos fundamentales y las libertades públicas garantizadas por la Constitución, del que el segundo tribunal lo absolvió.

En la primera sentencia se aseguraba que Varela "hace responsable de los males del mundo al pueblo judío, donde se dice que las personas de raza negra son inferiores, que la mejor forma de respetar las razas es la segregación, que el mestizaje traerá la desaparición de la civilización, tal como ocurrió en Roma y en Grecia, que las mujeres no deben tener los mismos derechos que los hombres".

Varela, que en el juicio se presentó como un simple librero y apeló a la libertad de expresión para la divulgación de libros relacionados con el nazismo y otras corrientes racistas, fue el primer ciudadano al que la justicia condenó en España por estos hechos. En el juicio celebrado en 2008 el juez le condenó inicialmente a penas que sumaban cinco años de cárcel, pero Varela agotó todos los recursos hasta llegar al Tribunal Constitucional, que redujo la condena a siete meses de prisión.

A petición del fiscal especial Miguel Ángel Aguilar, la Audiencia de Barcelona ha reabierto el proceso que un juzgado de Barcelona había archivado a finales de 2009 contra él por haber editado y distribuido en España sin autorización el Mein Kampf de Adolf Hitler.