Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nuevas revelaciones del 'caso Brugal'

La alcaldesa de Alicante pide que se levante el secreto del sumario sobre su supuesto trato de favor al promotor Ortiz

"Solo pido a la Justicia que me deje defenderme" de las acusaciones, afirma Sonia Castedo

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, del PP, ha presentado este mediodía un escrito ante el juzgado de Alicante que instruye el supuesto trato de favor al empresario Enrique Ortiz en la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad (pieza separada del sumario general del caso Brugal), en el que pide que levante el secreto de las diligencias para poder ejercer su derecho a la defensa.

La regidora, según el escrito inicial del fiscal Anticorrupción, está acusada en esa causa junto a otras 21 personas, entre ellas su antecesor en el cargo y ahora diputado autonómico Luis Díaz Alperi, y el contratista Ortiz, de los supuestos delitos de cohecho, tráfico de influencias y revelación de información privilegiada. El fiscal sostiene que Castedo y Alperi recibieron regalos del promotor a cambio de favorecer sus intereses urbanísticos.

El escrito de acusación del fiscal fue difundido el lunes por la propia Castedo. En ese acto, la regidora rechazó las acusaciones y negó las supuestas dádivas de Ortiz, salvo un viaje en el yate del constructor. La alcaldesa también rechazó que en el nuevo PGOU, aprobado provisionalmente en mayo pasado, haya habido cambios a favor de Ortiz. "No consiguió nada de lo que pidió", sentenció.

Hace apenas una hora, Castedo ha remarcado su inocencia y ha argumentado que pide el levantamiento del secreto del sumario para evitar "un linchamiento mediático". En su escrito, Castedo esgrime ante el magistrado el "derecho" a "aportar toda la documentación que acredita, sin ningún género de dudas, las erróneas interpretaciones de los informes (del fiscal y la policía) así como las conversaciones telefónicas, ya que todos los documentos referentes al Plan General de Ordenación Urbana de Alicante son y han sido siempre públicos".

La familia de Cotino

Por su parte, el vicepresidente tercero del Gobierno valenciano, Juan Cotino, ha negado cualquier relación con el caso Brugal y ha instado a que le lleven "al juzgado" si "hay algún delito" que investigar contra él. Cotino ha hecho estas declaraciones en los pasillos de las Cortes Valencianas al ser preguntado por la publicación en EL PAÍS de unas conversaciones telefónicas entre un familiar suyo y el empresario Enrique Ortiz, implicado en la citada investigación judicial.

"No tengo nada más que hablar del tema. Además, parece que hablan del padre de Leire Pajín, por tanto, quien ha organizado esa fiesta que la aclare, es una cosa muy simple", ha dicho Cotino en referencia a otra conversación grabada que consta en el sumario.

"¿Hay algún delito?, si hay algún delito contra mí que me lleven al juzgado", ha añadido. El vicepresidente tercero ha cortado su comparecencia cuando los periodistas trataban de formular nuevas cuestiones y, mientras se marchaba, uno de ellos le ha preguntado si no le preocupaba "que aparezca el apellido de su familia vinculado a un caso de corrupción", a lo que Cotino le ha contestado: "¿Y el de la tuya?".