Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amics del Carme reclama la peatonalización del centro histórico de Valencia

La asociación se queja de que la alcaldesa, Rita Barberá, no aplique la restricción de vehículos por la noche

La asociación vecinal Amics del Carme quiere que cese el ruido en su barrio. Hoy ha solicitado al Ayuntamiento de Valencia que peatonalice y cierre así al tráfico el centro del casco antiguo para posibilitar una circulación en "bucle". Con esta medida, el tráfico de coches desde las calles Alta o Caballeros se enviaría hacia las calles Baja y Padre Huérfanos, por un lado, y desde la calle de Bolsería hacia Moro Zeit. En el mismo paquete de peticiones, la asociación ha propuesto la peatonalización parcial de la calle de Cocinas, dejando franca la circulación de vehículos solo a residentes y usuarios de aparcamientos en la zona.

"Con estas propuestas consideramos que se conseguirá limitar la presión de tránsito rodado sobre esta parte de Ciutat Vella, especialmente aquél cuyo único propósito es acceder al Carme como vía de paso en dirección a la plaza de la Reina o a Guillem de Castro en lugar de utilizar la ronda interior. Al tiempo que se conseguiría una mayor fluidez de tránsito para residentes, transporte público y servicios y, por supuesto, ganar espacio para el recorrido a pie en un entorno de alto valor patrimonial", afirman desde la asociación.

Esta solicitud, de aceptarse por parte del Ayuntamiento de Valencia, obligaría a reordenar el sentido de la circulación en algunas calles, como es el caso de la línea de autobuses que atraviesa la calle de Quart. Este colectivo urge al consistorio a restringir en horario nocturno el paso de vehículos de no residentes como resultado de la declaración del barrio como Zona Acústicamente Saturada (ZAS).