Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça pide a la Generalitat la suspensión de la urbanización del Miniestadi

El proyecto había sido impulsado por la junta presidida por Joan Laporta

El FC Barcelona ha informado esta noche de que ha presentado ante la Generalitat un documento en el que solicita la "suspensión de la tramitación que está en marcha" para urbanizar los terrenos donde se asienta el Miniestadi, aspiración que perseguía la junta saliente, presida por Joan Laporta. Así lo ha informado el directivo responsable del área patrimonial, Jordi Moix, quien ha asegurado que los beneficios por la venta de terrenos y las cargas que suponían este proyecto, en el marco de una crisis inmobiliaria, generaban un beneficio ridículo para el club.

El impulso de este proyecto, a partir del cual el Barça pretendía urbanizar los terrenos donde se asienta el Miniestadi, parcela ubicada frente al Camp Nou en el distrito de Les Corts, perseguía la captación de una importante fuente de ingresos que permitiese la remodelación total del estadio barcelonista, proyecto que en su día ganó el británico Norman Foster.

Tras la reunión hoy de la junta directiva, Moix explicó que el consejo barcelonista, tras informar al Ayuntamiento de Barcelona, el cual ya había aprobado el plan, ha pedido a la Generalitat como última instancia en el proceso de urbanización de la zona la suspensión de la tramitación que en su día ya había presentado la junta del Barça.

Ahorro de 30 millones

Además, Moix ha explicado que el Barcelona se ahorra 30 millones de euros en el caso de que no se hubiese frenado esta tramitación, pues ésta era la cantidad que debía abonar como depósito. Moix ha argumentado que la decisión de poner punto y final al proyecto que en su día impulsó la junta de Laporta es por un "compromiso electoral", el cual defendió el equipo de Sandro Rosell en las pasadas elecciones a la presidencia del Barcelona, y porque el Barcelona pretende una remodelción patrimonial con vistas a los próximos 20 años.

"El club tiene una vocación de permanencia en Barcelona y en el distrito de Les Corts. No estaremos en ningún sitio mejor que aquí. La actual junta no se plantea marchar de Barcelona. Por ello, queremos que esos terrenos tengan un uso deportivo acorde con nuestro club, con la construcción de un nuevo Palau y la creación del Espacio Barça", señaló el directivo.

"incertidumbre e incógnitas"

Moix ha insistido en que la revisión del plan presentado por la junta saliente generaba "incertidumbre e incógnitas jurídicas" y que el resultado que se obtendría entre el beneficio por la venta de patrimonio y las cargas "no serían satisfactorios para el Barcelona, que tiene que salir ganando, igual que la ciudad".

"Por eso, hemos tramitado un escrito de suspensión de la tramitación del proyecto para estudiar nuestras necesidades y para lanzar una nueva propuesta", añadió Moix, quien recordó que la acción administrativa la ha impulsado el Barcelona antes de finalizar este mes, pues era la fecha en la que la Generalitat debía pronunciarse acerca de la tramitación como última instancia tras la aprobación del Ayuntamiento de Barcelona.