Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SI YO TE CONTARA ... HISTORIAS DE LOS LECTORES

No todos los jóvenes somos de la generación 'ni-ni'

Hace tres años que compagino mi vida de estudiante con el trabajo de concejal en mi pueblo. El problema es que con esto de la crisis, no cobro desde mayo

Jamás pensé que escribiría estas letras para poneros en la piel de una joven de la generación ni-ni. Estoy cansada de que nos etiqueten de esa manera, porque evidentemente habrá jóvenes que no estudien ni trabajen. Probablemente muchos que vivirían de sus padres hasta que puedan vivir de sus hijos pero éste, no es mi caso ni el de muchos de los jóvenes que me rodean.

Tengo 23 años, acabo de licenciarme y desde el verano busco empleo, bueno otro empleo, mejor dicho. Desde hace tres años compagino mi vida de estudiante con el trabajo de concejala en el ayuntamiento de mi pueblo, de apenas 7.000 habitantes, pero ya empieza a darme los primeros dolores de cabeza y unas cuantas noches sin poder pegar ojo por la responsabilidad que voy adquiriendo a lo largo de mi etapa profesional. Ahora estamos un poco más jodidos (si me permiten la expresión) y es que con esto de la crisis no cobro desde mayo, ustedes se podrán imaginar: mayor responsabilidad, menor sueldo (apenas alcanza los 400 ¤). Eso sí, me permiten estar inscrita como demandante de empleo (nada de contrato, nada de cotizaciones, nada de nada...)

Mis padres no tienen grandes recursos económicos y desde que entré en la Universidad he tenido la suerte de poder disfrutar de becas. Con éstas he podido ir enfrentándome a los gastos de un joven: pago de un alquiler, material escolar, coche, gasolina, salidas nocturnas y algún que otro viaje (por eso de incrementar un poco mi escaso nivel cultural).

Creo que es todo lo que puedo contar de mi vida, por tenerlos un poco más al día ahora pretendo realizar un máster. Uf, sí, por si fuera poco...un máster (mucha generación ni-ni, pero a la universidad vamos todos y cada vez se nos exige más). El precio del máster es de unos 5.000 ¤ porque es máster propio. Para una vez que me gusta algo, encima tengo que soltar 5.000 ¤. Intento solicitar beca, a la cual no me puedo adscribir por no ser máster oficial. Otra opción: crédito del ICO, vaya!!! con la mala suerte de que este año no han sacado aún la convocatoria y probablemente no lo vayan a hacer.

Estaba buscando información para ver que puedo hacer y cansada de no encontrar nada, empecé a leer el periódico y he visto esta iniciativa. Se que esto no me ayudará a conseguir mis objetivos pero al menos me sirve para desmentir aquellos que ignoran la verdadera realidad de los jóvenes españoles.

Un hurra por todos nosotros