Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez retira la imputación al sastre de Camps

Pedreira considera que José Tomás no cometió falsedad documental en relación con la facturación de trajes a la red de 'Gürtel'

El juez Antonio Pedreira, que instruye el caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ha decidido el sobreseimiento provisional de la imputación que pesaba sobre José Tomás, el sastre que la trama corrupta puso a disposición del presidente valenciano, Francisco Camps, para tomarle medidas y confeccionarle los trajes de regalo. El dirigente valenciano del PP está imputado por esta causa por cohecho impropio y a punto de sentarse en el banquillo de los acusados.

En un auto hecho público hoy, el juez señala sobre José Tomás: "La falsedad documental que se le imputó, según las declaraciones prestadas en esta causa y las unidas por testimonio, determina una duda importante en relación con la autoría de la falsedad en el seno de los establecimientos de ropa en los que aquél trabajó. Las diversas declaraciones prestadas confirman, así, la conclusión en igual sentido aunque con distinta consecuencia jurídica, alcanzada por la sentencia 13 de julio de 2009 del Juzgado de lo Social nº 8 de Madrid. La fundamentación jurídica de esta sentencia incide en que la labor de facturación derivada de la actuación comercial de los establecimíentos en los que José Tomás prestaba servicios no le estaba a él encomendada. Cabe destacar igualmente que no consta el conocimiento por parte del Sr. Tomás García de la finalidad de las compras efectuadas por los imputados así como si se correspondían o no con gastos propios de las empresas que representaban".

Pedreira acoge así la petición de la Fiscalía Anticorrupción, que había solicitado que se retirara la imputación del sastre, cuyo testimonio fue clave para imputar a Camps.

Tomás, que ha comparecido varias veces ante la policía, la Fiscalía Anticorrupción, el juez Baltasar Garzón y el instructor del Tribunal Superior de Valencia, José Flors, ha declarado que los jefes de la trama corrupta pagaban los trajes de distintos dirigentes del Gobierno valenciano y del PP de esta comunidad.

El auto de Pedreira también remite a la sentecia del Juzgado de lo Social número 8 de Madrid, que declaró improcedente el despido de Tomás, producido un día después de prestar declaración ante Garzón. Esa sentencia establecía que el sastre no falsificó ninguna factura ni dio orden de hacerlo, razón alegada por el propietario de Forever Young, el empresario Eduardo Hinojosa, para rescindir su contrato.