El acusado de matar y descuartizar a una norteamericana en Sevilla, imputado también de violación

El juez mantiene en prisión al presunto asesino, quien declaró que la víctima se cortó el cuello

El juez de instrucción 18 de Sevilla ha confirmado hoy la prisión incondicional para el acusado de matar y descuartizar el pasado 30 de agosto en Sevilla a una ciudadana estadounidense, en una comparecencia en la que la familia de la víctima le ha imputado otro delito de violación.

La decisión del juez se ha producido durante una comparecencia del acusado prevista en la Ley del Jurado, por la que será tramitada la causa por la muerte de Laura C.B., de 49 años.

El fiscal ha imputado al acusado A.G.S., de treinta años, un presunto homicidio doloso y el abogado de los padres de la víctima ha añadido delitos de profanación de cadáveres y violación.

El acusado, que en sus declaraciones ha mantenido que la fallecida se cortó ella misma el cuello, no debía intervenir en este acto pero ha hecho una breve intervención en la que ha reiterado su inocencia y ha dicho que se ha tapado la cabeza al entrar en el edificio para evitar el sufrimiento que está pasando su madre.

Más información
La discusión por un coche, móvil del asesinato de la pareja descuartizada
Un cadáver en cinco mochilas

La madre de la fallecida, la abogada norteamericana Laura Cerna, ha dicho a los periodistas que no ha venido a España "por venganza, sino porque quiero justicia para mi hija y contra él" y ha pedido a los sevillanos su apoyo para que el acusado sea condenado "a la máxima pena que prevé la ley española".

Ha dicho que "con el tiempo, una se resigna, pero nunca olvida" y ha anunciado que van a regresar a Sevilla desde Miami, donde viven, para el juicio y siempre que haga falta porque "mi hija ya no tiene voz".

"Por ella estoy luchando y ella me da ánimo", ha dicho la madre, que ha expresado la "ironía" de estar hablando hoy como madre y como abogada después de haber trabajado muchos años como defensora pública.

Sandra Cerna, de origen cubano, y su esposo han estado presentes cuando el acusado ha sido introducido en los juzgados por la Policía, momento en el que la mujer ha desfallecido y ha tenido que ser sujetada por las personas que la acompañaban.

Durante la espera, Sandra ha recibido el apoyo de numerosos viandantes que se acercaban a saludarla y que, al paso del detenido, le han increpado con gritos de "asesino".

El abogado de los padres, José Estanislao López Gutiérrez, ha imputado un presunto delito de agresión sexual a la espera de los resultados definiivos de la autopsia, que en principio solo apuntó a una muerte por "shock hemorrágico por herida de arma blanca".

Por su parte el letrado Marcos Cañadas, que representa al ex esposo español de Laura, ha declarado a los periodistas que ha visto al acusado durante la comparecencia "muy frío y tranquilo para el delito tan grave que se le imputa".

El juez ha admitido la petición de la defensa de hacer al acusado una prueba psiquiátrica y psicológica y pedir un informe al Instituto Nacional de Toxicología para corroborar que era consumidor habitual de drogas.

Además, en los próximos días tomará declaración como testigos al marido de la fallecida, a su hijo Michael, a la dueña del coche que el acusado usó para deshacerse del cuerpo de la víctima en el Guadalquivir y a la persona que tenía las llaves de dicho vehículo.

Los padres de Laura C.B, la mujer estadounidense asesinada y descuartizada el pasado 30 de agosto en Sevilla, durante el entierro en el cementerio de San Fernando.
Los padres de Laura C.B, la mujer estadounidense asesinada y descuartizada el pasado 30 de agosto en Sevilla, durante el entierro en el cementerio de San Fernando.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS