Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Si yo te contara... Historias de los lectores

Crisis, crisis, cri-sis del alba al ocaso

Mis únicas oportunidades han sido como becaria en un medio de comunicación y como curri* en la economía sumergida, dando la espalda a lo legal y a lo moral

Crisis, crisis, cri-sis. Esto es lo que se oye del alba al ocaso, qué mal está el presente y qué pánico da el futuro.

En la situación en la que estamos inmersos, ya no se trata de tener estudios o de carecer de ellos, de ser un profesional con experiencia o un recién deshornado... ya no importa nada porque no hay hueco para nadie: los jóvenes, y no tan jóvenes. en paro constituimos un único colectivo de difícil inserción laboral.

Una licenciatura en Periodismo, una diplomatura en Turismo, dos idiomas a nivel nativo y otros dos para salir -bien- del paso. Entusiasmo, voluntad y entrega. Pero alguien cambió la cerradura de la puerta de acceso al mercado laboral y me he quedado fuera. Mis únicas oportunidades han sido como becaria en un medio de comunicación -sin siquiera la esperanza de aspirar a un contrato- y como curri* en la economía sumergida, sí, literalmente, en negro; es desesperante levantarse cada día para trabajar dando la espalda a lo legal y a lo moral, sin tener ningún tipo de garantía, sin saber si realmente a final de mes vas a ver tus merecidos centimillos...por eso lo dejé y ahora, ¿qué tengo? Pues nada, de momento tan sólo la etiqueta "generación perdida" y una tarjeta de demandante de empleo.

*Curri: pequeñas criaturas humanoides, de color verde y trabajadoras, de la serie infantil Fraggle Rock. Los Curris pasan el día construyendo estructuras inútiles.

*Este lector ha pedido que su nombre no se publique.