La promotora de un edificio en el parque de la Serra d'Irta asegura que tiene todos los permisos

Las obras en el inmueble han sido denunciadas ante la fiscalía por los ecologistas y vecinos de Alcossebre

La empresa Díaz Hellín Hoteles, SL ha rechazado la denuncia presentada la semana pasada ante la fiscalía por el grupo ecologista Gecen y vecinos de Alcossebre, que acusan a la firma de un supuesto incumplimiento de la normativa de espacios protegidos en las obras realizadas en una finca del parque natural de la Serra d'Irta. La empresa asegura que tiene todos los permisos en regla.

La finca es propiedad de una iglesia evangélica desde 1970 y en ella se sitúa el inmueble Villa Adelfós, que ha sido base "para la formación de religiosos y seglares, así como lugar de descanso para las diferentes parroquias del entorno". La empresa afirma que se ha realizado una "remodelación" del edificio de "estricta conformidad" con el proyecto que se presentó al Ayuntamiento de Alcalà de Xivert (Castellón) y con los "permisos requeridos" por la Consejería de Medio Ambiente.

La denuncia de Gecen sostiene que con las obras se ha ampliado la superficie construida y se han talado árboles. Díaz Hellín Hoteles, por el contrario, asegura que "el emplazamiento del edificio, de la iglesia anexa y del complejo situado en la entrada se han mantenido en la superficie original a la construida", y que no hay "ni un solo metro cuadrado más del original existente" desde 1977. La empresa añade que ha recibido licencia medioambiental y urbanística del Ayuntamiento para colocar una alberca ecológica y que no se ha destruido arbolado, sino que se han eliminado rastrojos y maleza "de acuerdo con los técnicos medioambientales" y se han plantado algunos árboles nuevos. Además, la finca cuenta ahora con una fosa séptica que recicla aguas sucias para el regadío.

Villa Adelfós se publicita como hotel en el parque natural de la Serra d'Irta en varias páginas web.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS