Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca el mayor juicio contra la corrupción municipal en España

Empieza el proceso por el 'caso Malaya', cinco años después de destapar la trama de corrupción.- 95 acusados se sentarán en el banquillo

El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz, el ex teniente de alcalde de la ciudad Pedro Román y el ex asesor de Urbanismo, Juan Antonio Roca, en un juicio por un delito urbanístico celebrado en Málaga.
El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz, el ex teniente de alcalde de la ciudad Pedro Román y el ex asesor de Urbanismo, Juan Antonio Roca, en un juicio por un delito urbanístico celebrado en Málaga. JULIÁN ROJAS

El juicio por el caso Malaya, que destapó la mayor trama de corrupción conocida en un Ayuntamiento en España, arranca hoy en Málaga, cinco años después de iniciarse la operación policial que desbarató el consistorio marbellí. El proceso sentará a 95 personas en el banquillo por delitos de blanqueo, prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude y cohecho. Entre ellos tres ex alcaldes, concejales de diferentes formaciones, empresarios y abogados y el cerebro de la red, el ex asesor de urbanismo Juan Antonio Roca. Otros tres imputados (los ex concejales marbellíes Carlos Fernández y Javier Lendínez, y el empresario Carlos Llorca) se encuentran en busca y captura. Se trata del "mayor macroproceso de toda la historia judicial en España", lo ha definido el presidente del Tribunal, José Godino.

Las sesiones del juicio oral pueden alargarse más de un año. La envergadura del caso ha obligado, además, a tomar medidas extraordinarias en los juzgados de la Ciudad de la Justicia malagueña. Un búnker albergará toda la documentación original y las piezas de convicción y abogados y fiscales han recibido en formato electrónico los 200.000 folios recogidos en los 196 tomos de la pieza principal y otros 30.000 documentos.

La operación malaya destapó, en 2005, una trama de sobornos en el Ayuntamiento de Marbella a cambio de favores urbanísticos forjada durante los años de gobierno del GIL (Grupo Independiente Liberal, en el poder en Marbella de 1991 a 2003). El saqueo de las arcas públicas (la trama se tragó unos 2.400 millones de euros del patrimonio municipal) ha dejado a la localidad, sin ingresos por actividad urbanística desde 2003, una deuda de 512 millones de euros. El Ayuntamiento espera sacar del juicio las indemnizaciones para liquidar parte de la deuda. Entre los acreedores figuran la Junta de Andalucía (que prestó al municipio 100 millones) y el Estado, que se presentan como acusación particular junto al consistorio.

Además de Juan Antonio Roca, el supuesto cerebro de la trama (para quien el fiscal pide 30 años de cárcel), entre los acusados figuran ex alcaldes y concejales, como Marisol Yagüe (20 años), Julián Muñoz (10 años) o Isabel García Marcos (12), que supuestamente avalaban decisiones urbanísticas irregulares al tiempo que se llenaban los bolsillos con sobres de dinero negro que les proporcionaba Roca.

También están los testaferros -abogados y economistas como Manuel Sánchez Zubizarreta o Montserrat Corulla- que gestionaban y ocultaban los bienes de Roca en una tupida maraña societaria y los promotores inmobiliarios, como José Ávila Rojas, o los directivos de Aifos, acusados de pagar sobornos para obtener licencias de obra y jugosos convenios urbanísticos. En la nómina de procesados también figuran proveedores de bienes como obras de arte, relojes de lujo, o billetes de lotería premiados que supuestamente permitían a Roca blanquear sus ganancias ilícitas.

El juicio coincide, también, con los procesos por los casos Ballena Blanca, contra el blanqueo de dinero procedente del narcotráfico, y Minutas, sobre presuntas irregularidades en los encargos del Ayuntamiento de Marbella al abogado José María del Nido. La concurrencia ha obligado a marcar unos días y horarios determinados para evitar que se solapen.