Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ de Valencia acepta que declare el dueño de Forever Young en la causa contra Camps

La Sala de lo Civil y Penal resuelve varios recursos de apelación de la fiscalía y la acusación popular de los socialistas.-Deniega el resto de peticiones de nuevas diligencias

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV) ha estimado parcialmente los recursos de apelación presentados por el fiscal, a los que se adhirió la acusación popular de los socialistas valencianos, para que se practiquen nuevas diligencias en la causa del caso Gürtel que afecta, entre otros, al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por supuesto cohecho pasivo impropio.

Según una nota del TSJCV, la Sala estima la petición de que se tome declaración como testigo de Eduardo Hinojosa, dueño de Forever Young, empresa en la que trabajó el sastre José Tomás, cuya declaración resultó clave para la imputación de Camps por haber recibido supuestamente trajes de la trama corrupta. La fiscalía ha pedido que se retire la imputación al sastre.

El resto de diligencias se rechazan, con lo que la Sala de lo Civil y Penal confirma la negativa ya expresada en otra resolución por el instructor de la causa, el magistrado José Flors. Este rechazó en julio de 2009 la petición de la fiscalía de que se tomara declaración en Valencia como imputados a los cabecillas de la trama, Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes. La decisión de Flors en contra de esa y otras diligencias se produjo justo antes de que la Sala de lo Civil y Penal cerrara el caso Camps, que en mayo pasado reabrió el Tribunal Supremo. De ahí que la respuesta a los recursos de apelación se produzca ahora.

La causa ahora está pendiente de que Hacienda traslade un informe pericial sobre el registro de las operaciones efectuadas ente Orange Market y las tiendas de Milano y Forever Young, de las que los imputados recibieron trajes y otras prendas. Y la declaración de Isabel Jordán, administradora de varias empresas de la trama, en calidad de testigo y por exhorto en un juzgado de Madrid.

La nota del TSJCV añade que hay un voto particular a la resolución conocida hoy, ya que uno de los magistrados discrepa que se rechace una pericial caligráfica a dos testigos.