Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional prohíbe otro acto en unas fiestas populares de Barcelona por enaltecer a ETA

El "brindis" en el barrio de Sants por Laura Riera, Dolores López Resina y Marina Bernardó está previsto para el jueves a las 22 horas

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha prohibido el "brindis por las presas" que se iba a celebrar este jueves en Barcelona con motivo de las fiestas alternativas del barrio de Sants, al considerar que está dedicado a las etarras Dolores López Resina, 'Lola', y Marina Bernardó Bonada y a la colaboradora de la banda Laura Riera, por lo que su celebración constituiría "un enaltecimiento terrorista con escarnio a sus víctimas".

Así el magistrado ha accedido a la petición de la fiscal Teresa Sandoval, que esta misma mañana ha solicitado la prohibición del acto. Para Velasco, el "brindis por las presas" tiene la misma finalidad que el que prohibió su compañero Pablo Ruz el viernes pasado, pues se trata de una "justificación" de las acciones de ETA y de quienes las perpetran.

Para Velasco, los actos denunciados están convocados dentro de un contexto festivo que pretende homenajear a los presos de ETA, "aprovechando la afluencia de público", sólo por el "mero hecho" de ser miembro de la banda terrorista "y sin más fin que aglutinar a los integrantes de ETA con sus afines en los objetivos que pretenden con el uso de la violencia al margen de cauces democráticos".

Finalmente, el juez de la Audiencia Nacional da traslado a la Consejería de Interior de la Generalitat, los Mossos d'Esquadra, la Policía nacional y Guardia Civil para que adopten las medidas necesarias que prevengan de "un posible enaltecimiento del terrorismo con escarnio a sus víctimas", y si se intenta celebrar, que identifiquen a los autores e impidan su celebración.

El homenaje "está publicitado" en el programa de las fiestas alternativas del barrio de Sants.

Riera salió de prisión el pasado sábado tras cumplir 9 años de condena por haber facilitado al "comando Barcelona" el número de matrículas de coches de sus supuestos objetivos, que obtuvo gracias a su trabajo en el Ayuntamiento de Terrassa (Barcelona), mientras que Bernardó y López Resina cumplen condena por integración en banda armada en Francia.