Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Rural apunta a que los brigadistas fueron sorprendidos por "una ráfaga de viento"

Los servicios de extinción luchan contra incendios sin control en Laza y Poio

Las primeras conclusiones de la investigación interna que la Consellería de Medio Rural está realizando para esclarecer las causas de la muerte de dos brigadistas que trabajaban en la extinción del incendio registrado esta madrugada en el ayuntamiento pontevedrés de Fornelos de Montes apuntan a que los fallecidos fueron sorprendidos por una ráfaga de viento.

Según los testimonios de los compañeros de los brigadistas fallecidos, que trabajaban para la empresa pública Seaga (Servizos Agrarios de galicia, S. A.), la brigada intentaba el fuego cuando una súbita ráfaga de viento sorprendió al equipo. Según sus relatos, los dos fallecidos se vieron desorientados entre el fuego y las llamas. Sus compañeros consiguieron resguardarse en una zona ya quemada, siguiendo las recomendaciones para estos casos.

La consellería de Medio Rural tiene previsto hacer público mañana un primer informe que aclare con más precisión las causas del suceso.

Mientras, medio centenar de delegados sindicales del Seaga de las cuatro provincias gallegas han llevado a cabo una concentración ante las instalaciones de la empresa, en el polígono del Tambre de Santiago de Compostela, para mostrar su apoyo a las familias de los dos brigadistas fallecidos en Fornelos de Montes y pedir que se que aclare lo ocurrido.

A última hora de esta tarde permanecían activos y sin control un incendio en Laza (Ourense), donde se había calcinado media hectárea, y otro en Poio (Pontevedra), que tras reavivarse a mediodía por el fuerte viento, afecta a 15 hectáreas de monte. En Folgoso do Courel, Oímbra y Pobra do Caramiñal se registran fuegos controlados.