Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijoo dice que el incendio de Fornelos de Montes fue provocado con "nocturnidad y alevosía"

En el fuego fallecieron dos bomberos: Julio Martínez da Silva, de 27 años, y Rodrigo Amo González, de 35 años.- Las llamas, que están prácticamente extinguidas, han calcinado 100 hectáreas

Santiago de Compostela / Fornelos de Montes

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha condenado este mediodía los incendios forestales provocados "con nocturnidad y alevosía" como el que la pasada noche acabó con la vida de dos miembros de las cuadrillas de extinción del Gobierno autónomo en localidad pontevedresa de Fornelos de Montes. Los bomberos fallecidos son dos miembros de los servicios de extinción de la Xunta: Julio Martínez da Silva, de 27 años y natural de Tomiño, y Rodrigo Amo González, de 35 años y natural de Nigrán, ambos con años de experiencia en la lucha contra incendios forestales.

Feijóo no ha dudado en atribuir a la "actividad criminal" los fuegos que han castigado su comunidad autónoma durante esta semana. En una declaración institucional en la sede de la Xunta, en la que transmitió su condolencia a las familias de las víctimas y su respaldo a las miles de personas que luchan estos días contra el fuego, Feijóo ha revelado que esta mañana le ha llamado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para transmitirle su pesar por lo ocurrido.

Poco antes, el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, y el de Presidencia de la Xunta, Alfonso Rueda, han explicado en rueda de prensa, que el incendio se inició pasadas las 22.00 de ayer y ha calcinado por el momento 100 hectáreas de monte bajo y arbolado. El fuego empezó como un pequeño conato pero cobró fuerza mientras los equipos de extinción buscaban a los dos bomberos fallecidos.

Al parecer ambos se vieron sorprendidos por las llamas en torno a las 23.00, mientras la cuadrilla planificaba el modo de abordar el fuego, momento en el que sus compañeros echaron en falta su presencia. Sus compañeros de brigada hallaron los cadáveres a las 00.12, a unos 100 metros de la zona donde se reunió el grupo para empezar las tareas de extinción. El alcade de Fornelos, Serafín Martínez, ha explicado que los dos fallecidos fueron de los primeros efectivos en llegar a la zona. Las llamas les alcanzaron cuando estaban en una pista ciega y habrá que esperar al resultado de la autopsia para poder determinar las causas de los fallecimientos.

Los cuerpos de los dos bomberos fueron trasladados al Hospital Nicolás Peña de Vigo poco antes de las 04.00. El conselleiro de Presidencia de la Xunta, Alfonso Rueda y el de Medio Rural, Samuel Juárez, se desplazaron a la zona, en la que permanecieron hasta que fueron recogidos los cadáveres.

Los fallecidos estaban contratados por la sociedad de servicios agrarios de la Xunta para la campaña contraincendios del verano. Participaban en los trabajos de extinción junto a una treintena de compañeros de las brigadas de la Xunta y cuatro agentes forestales, con el apoyo de cuatro vehículos motobomba.

Presuntamente intencionado

El fuego se originó junto a un antiguo basurero en el lugar de Traspielas, en el monte de Fornelos, a la misma distancia hacia el este (unos 30 kilómetros) de Pontevedra y Vigo. Se da la circunstancia de que en los últimos cuatro días se han producido hasta cuatro fuegos en la misma zona.

El fuego, que estaba dividido en dos frentes, está prácticamente extinguido a estas horas después de que bomberos y brigadas hayan trabajado toda la noche a contrarreloj después de que ante la virulencia de las llamas se decretara el nivel de alerta 1 a las 01.30 y las llamas amenazaban con llegar al municipio de Mondariz. La Guardia Civil despertó a los vecinos de las aldeas próximas y desalojó a los habitantes de San Vicente de Oitavén por precaución. En A Arrotea, Carlos, su mujer y su hija han prefirieron esperar, confiandos en que el viento respetera su hogar. "La casa no se deja así como así", explicaba el hombre a Radio Galega.

Tras una semana en la que el fuego se ha intensificado, con condiciones meteorológicas muy favorables a la extensión de las llamas, esta madrugada hay varios incendios activos en las provincias de A Coruña y Ourense. Esta última ha sido la más castigada en los últimos días por los fuegos, que han dañado espacios naturales como el parque de O Xurés y la Ribeira Sacra. En lo que va de año se han calcinado en Galicia alrededor de 4.000 hectáreas y se han detenido a 29 personas por su presunta realción con los incendios.

El fuego se ha cobrado este año la vida de nueve personas en España, cuatro de ellas -dos brigadistas y dos tripulantes de avioneta- fallecieron en labores de extinción de incendios forestales y el resto, en su mayoría personas mayores, intentando apagar pequeños conatos o rastrojos

Pasan a disposición judical los cinco detenido en Navarra

Los cinco detenidos por la Policía Foral, cuatro hombres y una mujer de entre 30 y 51 años, todos vecinos de Falces, por su posible vinculación con el origen del fuego que se declaró el miércoles en Falces, pasarán hoy a disposición judicial.

Las primeras investigaciones apuntan a que una negligencia en una barbacoa pudo originar las llamas, que han quemado 350 hectáreas y obligó a evacuar de manera preventiva a medio millar de personas en el municipio vecino de Peralta. El fuego mantiene aún varios frentes vivos.

Según varios vecinos, los detenidos fueron advertidos del calor y del viento que soplaba en la zona, pero siguieron con sus planes. El vicepresidente y consejero de Interior navarro, Javier Caballero, aseguró ayer que con toda probabilidad el fuego no fue intencionado, sino fruto de una negligencia, que en todo caso "no puede quedar impune por las peligrosas consecuencias"

Más información