Celedón vuela y Vitoria comienza su fiesta

La bajada del popular muñeco marca el inicio de la Semana Grande de la capital alavesa

Miles de vitorianos han estallado esta tarde de alegría cuando Celedón, el muñeco símbolo de las fiestas, ha descendido desde la torre de San Miguel hasta la plaza de la Virgen Blanca entre el tradicional descorche de miles de botellas de cava y el humo de los puros que da inicio a seis días de juerga.

A las seis de la tarde en punto, con un cielo parcialmente soleado y una temperatura agradable de 22 grados, se ha lanzado el cohete con el que arrancan las fiestas de La Blanca, e inmediatamente después Celedón, ataviado con el típico traje de aldeano alavés y un paraguas, ha descendido por los aires desde la torre de San Miguel hasta la plaza.

En esta ocasión, el concejal de EB de Vitoria, José Navas, a quien tocaba este año lanzar el chupinazo, ha cedido este honor a cuatro ciudadanos anónimos que han salido airosos de la prueba observados atentamente por miles de ojos.

El vuelo de Celedón ha estado acompañado con vítores, botes y aplausos del público y en el momento de tocar tierra el muñeco ha sido relevado por el Celedón de carne y hueso encarnado por décimo año consecutivo por Gorka Ortiz de Urbina, quien se ha abierto paso entre el público por la plaza con un gran esfuerzo físico ayudado por una comisión de blusas.

El Celedón humano no se ha librado de los "tocamientos" del público tal como manda la tradición, que dice que el que le toca liga, y ha logrado atravesar sudoroso y sonriente el paseíllo de 115 metros del recorrido hasta la balconada de San Miguel, donde se encontraban las autoridades. Allí, entre los sones de la típica canción "Celedón ha hecho una casa nueva, Celedón, con ventana y balcón", ha declarado inauguradas las fiestas, que concluirán el día 9.

Pese a que el Ayuntamiento ha recomendado un año más que no se lleven envases de vidrio para evitar cortes a los asistentes, el consejo ha caído en saco roto y se han descorchado miles de botellas de cava.

Durante el acto, varias personas han desplegado en la plaza una pancarta con la frase "Independentzia" y otra con el lema "Jon gudari (luchador)", en referencia al etarra Jon Anza, cuyo cadáver fue encontrado en el depósito de un hospital de Toulouse (Francia).

En la balconada, varios políticos nacionalistas de la izquierda abertzale, de EA y del PNV vestían camisetas con frases alusivas a la oficialidad de las selecciones deportivas vascas, en protesta por la presencia estos días de la selección española de baloncesto en la capital alavesa para participar en el preparatorio del Mundial de Turquía.

Decenas de autoridades y representantes de la vida política, cultural y social, entre ellos el alcalde de la ciudad, Patxi Lazcoz, quien estaba ataviado con una camiseta con el lema "V-Green Capital", para defender la capitalidad verde de la ciudad, han participado en este acto.

Este año las fiestas vitorianas están marcadas por la crisis económica, ya que su presupuesto, 936.000 euros, se ha reducido en un 10 por ciento respecto al año anterior aunque durante los seis días habrá más de 300 actividades como conciertos musicales, teatro, espectáculos de humor, corridas de toros, fuegos artificiales, eso sí, sin vuvuzelas ni megáfonos, cuya venta ha sido prohibida por el Ayuntamiento

Miles de personas reciben a Celedón en la Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria.
Miles de personas reciben a Celedón en la Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria.L. RICO
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS