Entrevista:ESTHER BRIMER Secretaria de Estado Adjunta de EE UU para Organizaciones Internacionales

"La Alianza de Civilizaciones permite combatir el extremismo"

Estados Unidos se acaba de sumar a la Alianza de Civilizaciones. En el III Foro de este organismo, que se celebra en Río de Janeiro, asiste por primera vez como país miembro y está representado por Esther Brimmer, alto cargo del Departamento de Estado.

Pregunta. ¿Qué ve Estados Unidos en la Alianza de Civilizaciones?

Respuesta. Pensamos que la Alianza otorga una plataforma para intercambio cultural y promocionar la diversidad y la tolerancia. Permitía a universidades y ONGS poner en marcha programas concretos para ayudar a combatir el extremismo. Nos pareció que, dada la visión que España y Turquía tenían sobre ello, pensamos que podíamos mirar cómo podemos contribuir.

P. ¿Por qué ha esperado todo este tiempo?

R. Pienso que es un ha sido un proceso que se ha hecho paso a paso. Esta Administración estaba estudiando cómo comprometerse con organismos multilaterales de todo el mundo y de varios tipos. Participamos como observadores anteriormente en sesiones en Madrid. Decidimos entonces dar un paso más y unirnos al Grupo de Amigos. Pensamos que era un lugar donde EE UU también podía jugar un papel.

P. De la nota oficial cuando se unieron se deduce que consideran que la Alianza encaja de alguna forma en su estrategia de seguridad.

R. En realidad, encaja de forma más amplia con la forma de encarar los asuntos internacionales. Hace un año, el presidente estaba hablando en El Cairo de tender la mano al mundo musulmán. Sobre todo trataba de la importancia de la tolerancia en nuestra visión del mundo y el interés en el intercambio cultural y la diversidad. La Alianza es uno de los escenarios donde esas cosas ocurren. Si se refiere a nuestra nueva estrategia de seguridad nacional, básicamente se refiere a una posición de EE UU en el mundo no como un observador apartado, sino como un actor que quiere participar en todos los debates, políticos, económicos y culturales, lo que se complementa con nuestro trabajo aquí.

P. Moratinos pidió ayer directamente que los países aporten más dinero a la Alianza. ¿Cuál es su presupuesto?

R. En este momento, no hay un presupuesto formal para la Alianza. La organización no tiene compromisos económicos, son contribuciones voluntarias. Aparte, somos miembros desde hace unas pocas semanas. Cada miembro del Grupo de Amigos tiene que aportar, pero el verdadero compromiso estará en los programas que apoyemos bajo el paraguas de la Alianza. Es pronto y aún no sabemos qué programas serán.

P. Si se mira la lista de Amigos de la Alianza, aparecen EE UU, Gaza, Irán, Yemen o Israel (como observador). ¿Se entiende en EE UU a qué se dedica esta organización para que estos nombres aparezcan juntos?

R. En EE UU lo que vemos es que la Alianza puede crear un espacio, una plataforma, para el intercambio cultural. Se puede ver claramente en sus programas. También tenemos ya muchas instituciones americanas relacionadas con AoC, que tienen programas aquí. Nos centramos en las cuestiones prácticas, en aquellos programas que se pueden poner en marcha en la Alianza.

P. El acuerdo de Brasil, Turquía e Irán secuestró un poco informativamente el foro el viernes ¿Para EE UU fue incómodo o sorprendente?

R. En mis declaraciones me he centrado en el trabajo que estamos haciendo aquí.

Esther Brimmer
Esther Brimmer

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50