Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV votará contra el plan de recortes

El Gobierno confiaba en la abstención de los nacionalistas vascos, que le apoyaron para sacar adelante los Presupuestos.- El real decreto podría salir por un sólo voto, si no hay ausencias socialistas en el Pleno

El PNV ha anunciado esta tarde que votará en contra del decreto de medidas urgentes para reducir el gasto que ha elaborado el Gobierno. Los socialistas confiaban en la abstención de la formación nacionalista, que finalmente se ha inclinado por el no. El rechazo supone un varapalo para los planes parlamentarios del Gobierno para intentar sacar adelante los planes de ajuste, más cuando proviene de uno de los grupos que le apoyaron para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Ha sido el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien ha anunciado que su votación votará en contra durante una rueda de prensa en Bilbao, en la que ha explicado que su rechazo a convalidar el decreto obedece a la "la defensa de los intereses de los ciudadanos de Euskadi" y del autogobierno vasco.

La decisión del PNV pone en una difícil situación al Gobierno. Al PSOE le vale mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra. Hasta esta tarde, el Gobierno daba por hecha la abstención de CiU, PNV, Coalición Canaria y UPN y sólo los votos en contra del PP, UPyD y la izquierda, es decir, ERC, BNG, IU, ICV y Nafarroa Bai. El cambio de actitud del PNV tiene un valor político enorme, porque fue el partido que le permitió a Zapatero sacar adelante los últimos Presupuestos y está llamado a hacer lo mismo con los del año próximo. CiU y CC se abstienen por responsabilidad, pero después de un debate muy duro en su partido con los que querían votar en contra. Es decir, si no hay ausencias, el sí tendrá 169 votos y el no 168, más 13 abstenciones. El PP tiene a un diputado enfermo y la diferencia podría ser de dos, pero en todo caso muy justo.

El decreto con las medidas extraordinarias para reducir el gasto -que incluye, entre otras, la rebaja de los salarios a los funcionarios, la congelación de las pensiones y la prohibición a los ayuntamientos para pedir créditos a largo plazo durante todo 2011- será votado mañana en el Congreso.