El Gobierno pide a los grupos una tramitación urgente del recorte

El PSOE cuenta al menos con la abstención de CiU, PNV y CC para convalidar el real decreto el próximo jueves

Tienen un mes de plazo pero no quieren agotarlo. El Gobierno está pidiendo a los grupos parlamentarios que permitan una tramitación urgente del real decreto que aprobó ayer el Consejo de Ministros, que recoge las medidas que el Ejecutivo ha diseñado para reducir el gasto público y que supone uno de los mayores recortes sociales de la democracia. La intención del Gobierno es que el Pleno debata y apruebe el recorte el próximo jueves, día 27.

Por el momento, el Ejecutivo confía en lograr al menos la abstención de CiU, PNV y CC para poder sacarlo adelante. Sin embargo, el Grupo Socialista va a negociar con los grupos, incluido el PP, para obtener los votos necesarios que convaliden el real decreto. La ley da un plazo de un mes para convalidar las medidas, periodo que el Gobierno no solo no quiere agotar sino que prefiere precipitar para comenzar a aplicarlo cuanto antes.

Más información
El plan de ajuste recorta el crecimiento medio punto

Ya ha habido una "una toma de temperatura" sobre la intención de voto de los grupos, en expresión del portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso. Esa tarea discreta ha correspondido al portavoz de Presupuestos socialista, Francisco Fernández Marugán, por encargo de Alonso. De la ronda se desprende "sentido de la responsabilidad" por parte de CiU, PNV y CC pero de momento no han dado el visto bueno al decreto.

En el ambiente reina la intención de esos grupos de abstenerse, con lo que sería suficiente para que el decreto saliera adelante. Eso sí, hay malestar porque ayer todavía nadie tenía el decreto. Hay cierto alivio en los negociadores socialistas por cuanto que el punto más conflictivo, la congelación de las pensiones, se pospone a 2011 y, por tanto, no hay nada que votar en este decreto sobre las mismas, ya que en 2010 se revalorizarán como siempre.

El PP ya lo sabe pero aún así defenderá el martes una moción sobre pensiones que anticipa el debate en el Pleno. El texto se limita a exigir el cumplimiento del Pacto de Toledo, que garantiza la revalorización de las pensiones al margen de "coyunturas económicas adversas". El PP conseguirá presionar a los posibles apoyos del Gobierno.

Para CiU, el recorte de los gastos farmacéuticos es en estos momentos un asunto de grave discrepancia. Este grupo va a seguir apretando al Gobierno con una interpelación el miércoles para que el Ejecutivo presente un plan para crear empleo.

El PP no ha dicho qué votará pero se prevé su abstención. A pesar de la apariencia, hasta ahora solo ha votado en contra de la convalidación de dos decretos sobre la crisis: uno de medidas de fomento de la contratación y otro de incremento del presupuesto para desempleo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS