Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los príncipes de Asturias visitan los nuevos estudios de la SER

Con este acto se inaugura de manera oficial la remodelación de las instalaciones de la cadena

Los príncipes de Asturias han visitado esta mañana los estudios de la cadena SER en la calle Gran Vía de Madrid. La SER es el primer medio privado en acoger la visita de los Príncipes durante esta nueva ronda por las sedes de los medios de comunciación, que inició don Felipe siendo soltero y que incluyó la redacción del diario EL PAÍS. Los Príncipes han recorrido la redacción, los estudios y el resto de instalaciones de la cadena SER, los 40 Principales, cadena Dial, M80, Máxima FM y Radiolé.

Agusto Delkáder, consejero delegado de Unión Radio; Javier Pons, consejero delegado adjunto de Unión Radio, y Raúl Rodríguez, director general de la SER, han acompañado a los Príncipes durante toda la visita, la primera que don Felipe y doña Letizia hacen a estos estudios de radio. Hace más de 20 años, los Reyes de España inauguraron los estudios de esta cadena. Y Alfonso XIII fue quien puso en marcha Unión Radio el 17 de junio de 1925.

Con esta visita se ha inaugurado también de manera oficial la remodelación de las instalaciones de la cadena. Las obras han durado cinco años. Dentro del proyecto se cuenta con un nuevo estudio central multimedia, desde el que se puede hacer televisión ya que funiciona como plató, con tecnología Internet y digital.

Los Príncipes han podido probar en primera persona el funcionamiento del nuevo estudio, en donde a través de un vídeo se les ha presentado un repaso de los acontecimientos más importantes de los años en que la SER lleva transmitiendo. Por citar algún ejemplo, don Felipe y doña Letizia han presenciado imágenes del día en que el Rey juró la Constitución en las Cortes, el golpe del 23-F, el juramento del Príncipe, el atentado contra las torres gemelas de Nueva York y la victoria de Barak Obama.

Pero las imágenes que más parecen haber entretenido a don Felipe han sido las de su propia boda con la Princesa, ya que no ha dejado de sonreír al recordar el principal acontecimiento del 22 de mayo de 2004.

La presencia de los Príncipes ha concluido con un cóctel al que estaban invitados todos los empleados de la casa y a un posterior almuerzo con los directivos y algunos periodistas.