Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas llevan al Parlamento, Juntas Generales y ayuntamientos el apoyo a Garzón

El PSE-EE registró ayer en el Parlamento la primera iniciativa institucional de apoyo al juez Baltasar Garzón, que tendrá su replica en las tres Juntas Generales y en todos los ayuntamientos vascos, según anunció su portavoz parlamentario, José Antonio Pastor. La propuesta busca el apoyo de la Cámara a Garzón ante la "campaña de acoso de grupos de ultraderecha" y el respaldo a su investigación de los crímenes del franquismo, "soportada en el derecho internacional". Los socialistas justificaron su iniciativa en la "gran alarma social" y la "repercusión internacional sin precedentes" que está teniendo el previsible procesamiento y apartamiento de la carrera judicial de Garzón. El PSE dijo salir en apoyo a la independencia del poder judicial y al prestigio de su acción y reivindicó "la dignidad profesional" del juez y la condena "de las maniobras de grupos de extrema derecha para impedir la investigación de crímenes franquistas y vulnerar la independencia de la Justicia".

Pastor confió en que la Cámara respalde la iniciativa, sin distinciones entre derecha o izquierda y nacionalistas o no nacionalistas. "Nadie puede sentirse cómodo con que Falange Española siente en el banquillo a un juez" al que consideró "emblema nacional e internacional de una justicia independiente y democrática". Sin embargo, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, que sostiene al Gobierno de Patxi López, adelantó que no apoyará la propuesta. "No vamos a seguir ninguna política insensata, por mucho que lo plantee el PSE o el propio Patxi López", advirtió. A su juicio, el movimiento en apoyo de Garzón es "un despropósito que está desacreditando la transición". La iniciativa socialista advierte de la "utilización perversa" por los grupos denunciantes, con "propósitos desestabilizadores" del logro democrático de la acusación popular. Reclama también que se intensifique una política de Memoria basada la historia y en "la recuperación de la memoria y la dignidad de quienes padecieron la guerra civil y la dictadura franquista".