Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los que le han secuestrado no tienen idea de que dio toda su vida por Africa"

Secuestrado un médico español de vacaciones en Congo durante un enfrentamiento entre etnias rivales

"Los que le han secuestrado no tienen idea de que dio toda su vida por Africa", dicen en el pueblo oscense de Villanua, donde nació Mario Sarsa Manresa hace 56 años. Viajó a Guinea Ecuatorial nada más terminar la carrera de Medicina, y en uno de sus hospitales trabajó durante 12 años a finales del siglo pasado. Fue uno de los miembros fundadores de la ONG vitoriana Asociación Africanista Manuel Iradie, es experto en enfermedades tropicales, esá casado con una guineana, con la que tiene un hijo", y cuenta con "mucha experiencia en África, ha viajado por todo el continente", según el presidente de la organización, Álvaro Iradier. El pasado 1 de abril se encontraba de vacaciones en Congo cuando se "tropezó" con un combate entre las etinas enyele y munzaya en Mbandaka, en el noroeste del país. El ministerio español de Exteriores ha confirmado que fue secuestrado por una milicia rebelde cuando recorría el río Congo en una embarcación.

Sarsa llevaba tres años ejerciendo de médico de apoyo en el consultorio local de Caspe (Zaragoza) durante la temporada alta; cuando acabó su contrato, se marchó de vacaciones a África, un continente que "siempre tuvo en el corazón", según Alfredo Terrén, un ex compañero de clase en Villanua. Debía regresar en un mes o mes y medio para firmar otro contrato de medio año, según la alcaldesa de Caspe, Teresa Francín. La madre y los tres hermanos del médico se encuentran en contacto continuo con Exteriores; uno de ellos, Fernando, ha asegurado que su hermano conocía África "mejor que muchos africanos", "sabía lo que hacía". El Gobierno trabaja junto al Centro Nacional de Inteligencia y están preparados para activar "una célula de crisis" que facilite su liberación. El presidente aragonés, el socialista Marcelino Iglesias, ha ofrecido también su colaboración.

El Ejecutivo congoleño ha señalado que hasta ahora no tienen ninguna pista del médico. Rebecca Ebale, la dirigente congoleña responsable de la provincia Ecuatorial, donde se produjo el secuestro, ha asegurado que irán tras los pasos de los rebeldes de la etnia enyele que capturaron al médico español y luego se refugiaron en la selva de Djombo, no muy lejos de la ciudad atacada. En el enfrentamiento perdieron la vida 21 milicianos (tres de ellos, linchados por la población), siete militares, tres cascos azules y dos civiles, según el Gobierno congoleño. Los rebeldes se hacen llamar Movimiento de Liberación Independiente de los Aliados y lo encabeza Ibrahim Mangbama, en cuyas manos está Sarsa, según aseguró ayer el Ejecutivo africano.