Matas paga por transferencia la fianza de tres millones para eludir la cárcel

El ex presidente balear ha conseguido el dinero a través de créditos sustentados en su patrimonio

Jaume Matas no ingresará en prisión de momento. El ex presidente del Gobierno balear ha depositado la fianza de tres millones de euros que el juez José Castro le impuso la semana pasada como condición para eludir la prisión por la docena de cargos de corrupción que pesan sobre él. Para el pago se han efectuado dos transferencias bancarias procedentes de dos cuentas diferentes, una del Banco de Valencia y otra de Caja de Arquitectos Sociedad Cooperativa de Crédito, con la que tenía una hipoteca relativa a la compra del palacete en Palma. Matas ha depositado avales por los tres millones que ha conseguido a través de créditos sustentados en su patrimonio y en "terceras personas".

Más información
El hombre que tembló en La Moncloa
Los billetes de 500 delatan al ex dirigente
El juez hunde a Matas con un auto de prisión en el que ridiculiza su defensa
Jaume Matas en IB3: "Me han destrozado el futuro"
Nuevo caso de corrupción en el Gobierno que presidió Jaume Matas

De hecho, su abogado ha hecho público un comunicado en el que Matas agradece la "ayuda" recibida de esas "terceras personas" para el pago de la fianza. Explica la nota que la fianza "ha sido materializada mediante dos transferencias bancarias (de 1.500.000 euros cada una), procedentes de una operación de crédito provisional, conseguida en base a garantías aportadas por Jaume Matas y por terceras personas", informa Efe.

Tras el depósito de la fianza, el ex presidente balear queda en situación de libertad provisional, aunque el juez Castro le retiró el pasaporte, le prohibió abandonar el territorio nacional y debe presentarse en un juzgado los días 1 y 15 de cada mes. Esta noche podrán verse sus primeras declaraciones públicas tras el pago de la fianza. Las ha concedido a IB3, que ya ha ofrecido algunos avances de la entrevista que emitirá está noche a partir de las 22.30. En los contenidos adelantados por la cadena autonómica balear, Matas insiste en la presunción de inocencia y en que abandonó la política hace tres años. También califica la fianza de "desproporcionada" y señala que ha pedido ayuda para reunir el dinero.

Matas, ex presidente de Baleares y ex ministro de Medio Ambiente con el PP, está acusado por una docena de delitos que pueden suponerle hasta 24 años de cárcel en relación con la construcción del velódromo Palma Arena, presupuestado en 41 millones de euros y cuyo precio ascendió finalmente a 110 millones. Se cree que mucho del sobrecoste se fuera en comisiones y otras corruptelas.

Durante su testimonio ante el juez, hace un par de semanas, Matas admitió haber manejado unos 400.000 euros en dinero negro para justificar un desaforado tren de vida, pero el juez desestimó su "kafkiana" defensa diciendo que el ex dirigente había ido al juzgado a "burlarse de los mortales". El juez sospecha también que Matas, que pidió la semana pasada su baja como militante del PP, oculta dinero en el extranjero.

Jaume Matas, ayer en Madrid.
Jaume Matas, ayer en Madrid.CRISTÓBAL MANUEL

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS