Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio corrige mitos del inmigrante de los cayucos

El 75% de personas interceptadas en Mauritania cuando intentaban viajar a España tenían una formación media y el 86% tenía trabajo

Un informe de Cruz Roja ha desmontado algunas de las ideas más extendidas sobre los jóvenes inmigrantes que llegan a España de forma ilegal a bordo de cayucos, como su escasísima formación educativa o la desesperación que les empuja al peligroso viaje. Al contrario, tres de cada cuatro personas interceptadas en Mauritania entre 2006 y 2008 cuando intentaban llegar a España tenían una formación media y el 86% tenía trabajo en su país de origen, y con un sueldo superior a la media.

Así lo pone de manifiesto Migraciones africanas hacia Europa. Estudio Cuantitativo y comparativo. Años 2006-2008, trabajo para el que Cruz Roja Española y Media Luna Roja de Mauritania entrevistaron a más de 5.000 personas y sobre el que ha informado la Cadena SER. Se trata del seguimiento de una parte de las personas acogidas durante ese tiempo en el centro de asistencia a los inmigrantes interceptados en las costas mauritanas de Nuadibú.

El informe revela que el 98% intentaba por primera vez llegar a Europa, y sólo el 1,2% fue "reclutado" para hacerlo, lo que derriba otro mito, el que dice que son "las mafias" las que "engañaban" a los jóvenes para arriesgar la vida. Así, el perfil medio de las personas que intentaban llegar a Canarias desde Mauritania -hay otras rutas, con distintas características- es el de un "hombre joven, con una media de edad de 26 años, el 58%, solteros, sin hijos, con formación general básica, con personas a su cargo, con trabajo antes de emigrar y con unos ingresos medios de 80 euros mensuales".