Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos años, cinco cargos

Mar Moreno, nueva consejera de Presidencia, ha sido presidenta del Parlamento andaluz y responsable de dos consejerías en menos de 24 meses

Mar Moreno (La Carolina, Jaén, 1962) va camino de batir algún record de movilidad. Moreno se confesaba en una entrevista tras ser nombrada consejera de Educación a mediados de 2009: "El PSOE ha tomado todas y cada una de las decisiones que han afectado a mi vida [política]".

En menos de dos años, ha sido presidenta del Parlamento autonómico, consejera de Obras Públicas de Andalucía, secretaria de Política Autonómica del PSOE y, desde mayo de 2009, consejera de Educación. Y, ahora, consejera de Presidencia y número dos del Gobierno de José Antonio Griñán.

Griñán apostó por Moreno tras acceder a la presidencia de la Junta. La situó al frente de un área clave y complicada: la educación.

Moreno llegó a esta consejería en un momento de crispación. Los enfrentamientos entre los sindicatos y el Gobierno autonómico eran constantes. Por el nuevo calendario escolar, por la reforma del sistema de acceso a la función docente, por el plan de calidad... De hecho, los representantes de los trabajadores recibieron a Moreno con dos días de huelga. Los maestros y profesores no respaldaron masivamente las movilizaciones sindicales. Moreno se sentó a negociar casi desde cero con las centrales y la tensión se ha rebajado considerablemente en estos últimos 12 meses. Entre las acciones más importantes de su año como consejera de Educación está haber sacado adelante los reglamentos de centros tras un largo proceso de negociación con los actores del sistema de enseñanza.