Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno confía en tumbar con el apoyo de PNV y CC la propuesta del PP contra el alza del IVA

Cospedal rebaja a "simbólica" la llamada a la rebelión de Aguirre, quien se ufana de haber movilizado a los españoles

Quizá lo más curioso del debate sobre la subida del IVA prevista para julio es que se está produciendo, tanto a nivel político como en la calle, una vez que la medida ya ha sido aprobada por el Parlamento.

La dirección nacional del Partido Popular, espoleada por la encendida campaña de rebelión impulsada por la presidenta regional madrileña, Esperanza Aguirre, ha presentado una proposición no de ley para que el Parlamento paralice la subida aprobada en los Presupuestos Generales del Estado.

En la víspera del debate, el Grupo Parlamentario Socialista ha tanteado los apoyos con los que cuenta para tumbar la maniobra del PP. Los Presupuestos se aprobaron con el respaldo del PNV y Coalición Canaria; los socialistas cuentan oficiosamente con su apoyo.

Aunque la decisión formal la tomarán en las próximas horas, fuentes de ambos partidos han reconocido a EL PAÍS que ellos "cumplen los pactos". En cualquier caso, dejan claro que, si su voto no fuera determinante, se abstendrían; eso sí, si el PSOE pudiera perder la votación, saldrían en su apoyo en virtud al acuerdo presupuestario.

Los grupos de izquierda (ERC, IU, ICV, NBai y BNG) se debaten entre la abstención o el apoyo al PP, aunque son más proclives a lo primero. Presentarán eso sí enmiendas para abrir un debate sobre la política fiscal que permita ahondar en su progresividad; previsiblemente, el PP las rechazará. CiU ya ha dejado claro que apoyará al grupo conservador.

"Que se retraten"

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha dejado claras hoy sus intenciones: "Que cada uno se retrate" y "manifieste cuál es su postura". La dirigente conservadora ha asegura que votar a favor de la proposición "es lo mejor para España, no para el PP".

Responde así a las acusaciones del PSOE, que considera que el PP desea que la economía siga yendo mal para obtener réditos electorales. Precisamente esta mañana, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado: "No se necesitan voces llamando a la insumisión, sino dirigentes políticos responsables y capaces de arrimar el hombro cuando de verdad el país lo necesita". En su opinión, a los políticos "se nos pide a todos penar más en las próximas generaciones, y menos en las próximas elecciones".

Sea como sea, el partido presidido por Mariano Rajoy está convencido de que este "error manifiesto" puede dañar al Gobierno, y por eso la ha colocado en el centro del debate político.

Quién está a favor, quién en contra

El PSOE logró aprobar la subida (que en el caso del IVA general pasa del 16% al 18%) en 2009, dentro del paquete de los Presupuestos, con el apoyo del PNV y Coalición Canaria.

En contra tiene al resto de grupos de izquierda y a CiU. IU-ICV quiere subidas de impuestos a las rentas altas en el IRPF, y no el IVA, mientras CiU quiere bajadas generalizadas, como el PP. El Gobierno, por su parte, defiende que el IVA está en España más bajo que en la mayoría de países europeos, y que necesita el dinero para reducir el déficit.

Aunque es el PSOE el que está en cuestión, la llamada a la "rebelión" de Aguirre ha causado temblores también en el seno del PP. La presidenta regional se adelantó a Rajoy tanto en tiempo como en fuerza. Mientras Soraya Sáenz de Santamaría preparaba desde el Grupo Popular la ofensiva, Aguirre empleó a los medios de comunicación para galvanizar a la sociedad, bordeando una llamada a la insumisión poco comprensible en un gestor público.

"Las cosas mediáticas" de Aguirre

Le salió bien la jugada. Logró todos los titulares pese a que sus propuestas apenas tenían efectos prácticos. Mientras, Rajoy trata de recuperar la iniciativa, dejando claro, como ha hecho hoy Cospedal, que Aguirre ha hecho un llamamiento "simbólico" a "la sociedad madrileña", dentro de una estrategia nacional comandanda desde la sede de la calle Génova.

Aguirre, por su parte, se ufana de haber llamado a la "rebelión", puesto que, en su opinión, "la utilización de esa expresión es lo que ha determinado que toda España se entere de que el Gobierno va a subir el IVA".

En una entrevista concedida a RVE ha apostillado: "A veces las cosas mediáticas son así".

Los empresarios, dispuestos a "salir a la calle"

Los empresarios "saldrán a la calle" y se manifestarán si el Gobierno central sube el IVA, tal y como tiene previsto hacer en julio, porque "están en total desacuerdo" con una medida "que va a destrozar sus negocios", según ha anunciado hoy el presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Salvador Santos Campano. En su opinión, los autónomos y empresarios han encontrado "el apoyo necesario" en la Comunidad de Madrid contra la medida, "para que luego, desde el Gobierno central, se esté descalificando a la presidenta regional, Esperanza Aguirre", ha criticado Santos Campano.

Según ha defendido, lo que ha hecho Aguirre es salir en apoyo y ayuda a los empresarios una vez más, como lo lleva haciendo desde que llegó al poder". "Yo quiero aclarar que somos los empresarios los que no vamos a aceptar esa subida porque va a destrozar nuestros negocios. Nos está costando mucho trabajo sacar adelante nuestra pequeñas empresas desde que empezó la crisis para que ahora, que vamos subiendo (en la Comunidad de Madrid estamos ya en positivo), venga una equivocación más del Gobierno central para que subiendo los impuestos se vaya otra vez todo abajo", ha apostillado.

Por ello, el presidente de la Cámara de Comercio de Madrid ha indicado que la patronal madrileña estará dispuesta a salir a la calle si es necesario, "cosa que los empresarios no suelen hacer", ha reconocido. Asimismo, ha calificado la subida del IVA como la "máxima equivocación del Gobierno central".

Más información