Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento catalán rechaza la instalación de un cementerio nuclear en Ascó

La coordinadora contraria al ATC, satisfecha: "Esto demuestra la inviabilidad del proyecto"

No habrá Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares (ATC) en Cataluña. Al menos, si el Gobierno central cumple la petición del Parlamento autónomo, que ha aprobado esta mañana una resolución que rechaza la instalación del cementerio nuclear en cualquier municipio de Cataluña. El tripartito, PSC, ERC e ICV-EUiA, ha sumado sus fuerzas con CiU para rechazar una instalación de este tipo. Ciutadans y el PP se han abstenido.

La moción tumba las aspiraciones de Ascó (Tarragona), la única localidad catalana que había presentado sus credenciales al concurso del Ministerio de Industria. Su titular, Miguel Sebastián, ya anunció el pasado 16 de febrero que la decisión se basará en "la transparencia, la equipdad y la voluntariedad" de cada municipio, a los que sumó "el máximo consenso posible". El alcalde de Ascó, Rafael Vidal (CiU), no ha asistido al pleno: los grupos vetaron su comparecencia ante los diputados, en el que Vidal quería explicar que el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el líder de la oposición, Artur Mas, conocían las intenciones del municipio en 2008.

El pleno sí que ha contado con la presencia de varios miembros de la Coordinadora contra el Cementerio Nuclear, que se han arrancado a aplaudir cuando han conocido el resultado de la votación, acompañados de diputados de Esquerra e Iniciativa. "Estamos muy satisfechos, esto demuestra la inviabilidad de la candidatura de Ascó, porque tiene rechazo social y rechazo político", ha opinado Josep Lluís Jardí, portavoz de la coordinadora. El Parlamento ya aprobó una resolución similar en 2008, que fue aprobada con los votos de CiU, ERC, e ICV. El PSC votó en contra, y ha cambiado de opinión por que "actualmente no hay consenso social", ha justificado el diputado Jordi Terrades.