Margarita Robles, enemiga de Garzón desde los 90

El magistrado pide su recusación en las deliberaciones para decidir su suspensión de funciones

"Reiteradas noticias de prensa informan de la enemistad profunda que profesa" la vocal progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por el juez Baltasar Garzón, según alega el magistrado en su recusación. Esta enemistad procede de la época en la que ambos fueron secretarios de Estado cuando Juan Alberto Belloch ostentaba el ministerio de Justicia e Interior.

Según Garzón "basta consultar las hemerotecas" para comprobar las "posturas encontradas con su juzgado". En concreto, el magistrado hace referencia al caso Roldán, los llamados papeles de Laos, los fondos reservados y la investigación de los GAL.

Para el magistrado, la "falta de imparcialidad se puso de manifiesto en la reunión del 8 de febrero de 2010 en la que se preparaba el orden del día de la comisión disciplinaria". Margarita Robles propuso entonces incluir el estudio de los autos del Tribunal Supremo que afectan a Garzón para analizar la posible suspensión en sus funciones que había sido rechazada con anterioridad. "Es una iniciativa personal y fuera del cauce ordinario", apunta el juez, que subraya que el propio presidente del CGPJ, Carlos Dívar, aseguró que era prematuro dictar suspensión para Garzón y que no tenía precedentes.

Más información
Garzón pide al Poder Judicial que no le suspenda y recusa a tres vocales
Margarita Robles niega enemistad con Garzón pero no participará en la votación sobre su suspensión

Margarita Robles ha mostrado además "un interés especial", alega Garzón, con la causa de la Memoria Histórica, "interés que desfigura la apariencia de imparcialidad necesaria para participar en una decisión tan relevante" como la suspensión del juez, añade el magistrado. Efectivamente, Margarita Robles, reclamó al secretariado de su asociación, Jueces para la Democracia, a la que también pertenece Luciano Varela, un comunicado de apoyo al mismo por las críticas que éste había estado recibido por atribuir a Garzón un delito de prevaricación , castigado con inhabilitación de 12 a 20 años, por querer investigar los crímenes del franquismo. No obtuvo tal apoyo.

"Coincidencia en funciones públicas"

Junto a la "enemistad manifiesta", Baltasar Garzón añade que coincidió con Margarita Robles en funciones públicas. En una reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos del 6 de enero de 2010 sobre el caso Vera contra España, que instruyó Garzón, se señalaba que el hecho de haber coincidido el magistrado con el interesado el Ministerio del Interior -lo que Garzón asegura que no fue así pese a que el tribunal lo da por cierto- era un motivo que podría poner en cuestión la precisa apariencia de objetividad. Según señala la sentencia, "el hecho de que el juez haya ejercido una función pública y haya estado en contacto con ciertas personas en este contexto", puede justificar una queja por falta de imparcialidad.

De acuerdo con esta sentencia, Garzón recuerda que en "ese mismo contexto" coincidió con Margarita Robles por "lo que el mero hecho de nuestra mutua coincidencia en labores de Gobierno hasta que presenté mi dimisión es un dato para fundar una solicitud de abstención" ya que "en esta materia incluso las apariencias pueden revestir importancia".

Foto de archivo del 10 de diciembre de 1996 en la que Garzón conversa con Margarita Robles.
Foto de archivo del 10 de diciembre de 1996 en la que Garzón conversa con Margarita Robles.EFE/MONDELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS