Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las consultas soberanistas de Cataluña pierden fuelle

Sólo el 21% de los votantes potenciales acuden a votar por la independencia

Las consultas por la independencia de Cataluña celebradas este domingo en 81 municipios se han saldado con una participación del 21% de las personas que habían sido convocadas a las urnas por una plataforma de varias asociaciones soberanistas. El resultado es claramente inferior al registrado en la primera ronda de consultas, el pasado 13 de diciembre, cuando participaron en esta votación no oficial en 130 municipio un 27% de los votantes potenciales.

Los impulsores de la consulta no han logrado movilizar más que a los independentistas convencidos, que en Cataluña son entre el 18% y el 20% según varias encuestas oficiales. Con todo, los organizadores de las consultas han hecho una valoración optimista de los resultados de hoy. Sólo Esquerra Republicana ha dado un apoyo entusiasta a las consultas celebradas hoy. Convergència Democràtica de Cataluña, a diferencia de su gran implicación en diciembre, ha optado hoy por el bajo perfil y ha mostrado su apoyo a las consultas a través de dirigentes de segunda fila. Los nacionalistas han evitado así mostrar su perfil más soberanista cuando quedan apenas nueve meses para las elecciones catalanas.

El Vendrell (Tarragona), con casi 28.000 personas llamadas a votar era la población más grande donde se celebró la consulta. La participación apenas ha alcanzado una participación del 6% según los primeros datos de los organizadores. Los ciudadanos llegaron en cuentagotas durante las primeras horas. El flujo fue aumentando hasta tomar cierta fuerza pasadas las 12 del mediodía, debilitándose después a medida que avanzaba la tarde.

"Hemos tenido suerte de la complicidad del Ayuntamiento", decía Joan Gibert, portavoz de la plataforma que posibilitó el referéndum. El consistorio, gobernado por Convergència i Unió, cedió los locales dónde se encontraban las mesas, de propiedad pública, las urnas, las cabinas y les ofreció conexión a internet. "Muchos pueblos se quejaban de la falta de ayuda de sus gobiernos locales aún siendo de la misma corriente política que el nuestro", añadía. En el Vendrell, sin embargo, no se contó con la implicación de muchas entidades culturales -"No se han querido significar políticamente", interpretaba Gibert- lo que imposibilitó celebrar actividades populares para dar al día de ayer el tinte festivo que tenían otros municipios que participaban en la consulta soberanista.