Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Madrid los jefes de los Latin King

La policía arresta al máximo responsable, el jefe de los inca supremo.- Han caído 54 integrantes de esta banda juvenil violenta

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 54 integrantes de la banda juvenil violenta de los Latin King en Madrid, entre los que está el jefe supremo de esta organización, el denominado Inca Supremo de la llamada sagrada Tribu America Spain, según ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

Los especialistas en bandas latinas de la Jefatura Superior de Policía de Madrid comprobaron que había varios miembros de los Latin King que habían celebrado varias reuniones. Algunos de ellos estaban implicados, supuestamente, en diversos hechos delictivos de la región. Por ello, los agentes iniciaron una investigación para desarticular a este grupo violento.

Las pesquisas llevaron a un parque de la capital el pasado 6 de enero, donde los Latin King se concentraban. Entonces, fueron detenidas ocho personas como supuestos autores de robos con violencia (atracos). También identificaron a 87 presuntos integrantes de esta banda. Días más tarde, fueron arrestados otros dos miembros de este colectivo ilegal. Estaban acusados de lesiones y daños, según ha informado hoy la Policía.

El pasado día 14 de febrero, la policía hizo un gran despliegue durante la celebración en la capital del décimo aniversario de la creación de los Latin King en Madrid. En ese instante fueron detenidas 43 personas, entre los que se encontraban los máximos responsables del reino (a nivel nacional) y de los cinco capítulos (secciones) de Madrid y del existente en Leganés.

Los agentes han recuperado gran cantidad de simbología utilizada por la banda violenta, entre la que se encuentran los collares que determinan su condición de reyes y de las posiciones en la cadena de mando, cuentas para elaborarlos, banderas amarillas y negras, pañuelos y anillos, además de numerosa documentación sobre la organización de la banda y nueve teléfonos móviles que fueron abandonados durante la operación policial.

La última detención se produjo ayer. Las investigaciones aún no han concluido. En la misma han intervenido agentes de las Brigadas Provinciales de Información; Extranjería y Fronteras, y Policía Científica, además de las Unidades de Intervención Policial (UIP).

Las bandas latinas basan su razón de ser en el dominio sobre otros grupos rivales y el control de la calle. Los delitos que les son imputados derivan de ese control que pretenden imponer bajo una estricta jerarquía y sumisión a los líderes, según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. Un acatamiento que no sólo afecta a las bandas rivales y otras víctimas ajenas a organizaciones latinas similares, sino que también se dirige a los propios componentes de la banda que son sometidos de manera habitual a castigos y sanciones si incumplen la disciplina interna.