Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda 'abertzale' cierra su debate sin llamamiento a ETA

Mañana se dará a conocer el documento que recoge las conclusiones

La izquierda abertzale ha informado hoy de que el proceso de debate interno que mantenía ha concluido y ha adelantado en un comunicado las conclusiones de un documento, denominado Zutik Euskal Herria (En pie, Euskal Herria),que se conocerá mañana íntegramente.

El texto no supone ningún avance sobre lo que ya dieron a conocer sus portavoces en Alsasua y en él no hay ninguna referencia expresa ni llamamiento a ETA. El sector político de la izquierda abertzale mantiene su apuesta por "el compromiso con el uso de vías y medios exclusivamente políticos y democráticos", como ya hizo en 2004 en la propuesta de Anoeta, que abrió el último proceso de conversaciones. Lo considera preciso para posibilitar "la unidad de acción con otras fuerzas políticas", que cree a su vez imprescindible para abrir lo que llama "el Proceso Democrático". Éste debe desarrollarse, afirma, "en ausencia total de violencia y sin injerencias, rigiéndose el diálogo y la negociación entre las fuerzas políticas por los principios del senador Mitchell".

El comunicado informa de que el pasado fin de semana se reunieron en asambleas territoriales cerca de 600 militantes que dieron por cerrado el debate, y aprobaron la definición de la estrategia política y la planificación para 2010.

La izquierda abertzale considera que su lucha ha creado las condiciones para abrir un "cambio político" y que es momento de "materializarlo", mediando primero "una amplia acumulación de fuerzas por medio exclusivamente de la lucha de masas, institucional e ideológica".

La declaración de Venecia y Alsasua

La declaración de la izquierda abertzale leída este sábado en Venecia y en Alsasua consta de siete puntos. Éste es un resumen de los mismos:

1. La voluntad popular expresada por vías pacíficas y democráticas se constituye en la única referencia del proceso democrático de solución (...). La izquierda abertzale (...) se compromete solemnemente a respetar en cada fase del proceso las decisiones que (...) vayan adoptando los ciudadanos y ciudadanas vascas.

2. (...) Los marcos legales vigentes en cada momento no pueden ser obstáculo o freno a la voluntad popular libre y democráticamente expresada (...).

3. Los acuerdos a alcanzar (...) deberán respetar (...) [la] normativa internacional concerniente a los derechos humanos (...).

4. El diálogo político inclusivo y en igualdad de condiciones se constituye en la principal herramienta para alcanzar acuerdos entre las diferentes sensibilidades políticas del país (...).

5. En el marco del proceso democrático, el diálogo entre las fuerzas políticas debe tener como objetivo un acuerdo político resolutorio a refrendar por la ciudadanía (...).

6. El proceso democrático tiene que desarrollarse en ausencia total de violencia y sin injerencias, mediante la utilización de vías y medios exclusivamente políticos y democráticos (...).

7. Reiteramos nuestro compromiso con la propuesta de Anoeta. Conforme a la misma, debe establecerse un proceso de diálogo y acuerdo multipartito y en igualdad de condiciones entre el conjunto de fuerzas políticas del país que aborde la consecución de un marco democrático por el cual la ciudadanía pueda decidir libre y democráticamente sobre su futuro sin otro límite que la voluntad popular. Dicho proceso, entendemos, debe regirse por los principios del senador Mitchell. Mostramos nuestro compromiso con los mismos. Por otro lado, debe establecerse un proceso de negociación entre ETA y el Estado español que verse sobre la desmilitarización del país, liberación de presas y presos políticos vascos, vuelta de exiliadas y exiliados y un tratamiento justo y equitativo al conjunto de víctimas del conflicto.

Más información