Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP, molesto por ser el último en la ronda de negociaciones sobre un pacto de Estado

El PSOE asegura que pretende poner a los populares en el broche de las reuniones como deferencia al ser el grupo mayoritario de la oposición

Las reuniones que el Grupo Socialista ha convocado con el afán de explorar la posibilidad de alcanzar un pacto de Estado contra la crisis económica ya ha tropezado con la primera piedra. Y sólo se está en la fase de fijar fecha. El Grupo Popular se ha sentido molesto porque la dirección del Grupo Socialista le ha propuesto cerrar la ronda, es decir, ser los últimos. Las reuniones empezarán este martes entre el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, y el responsable de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, y se cerrarían el viernes 26 de febrero con el PP.

En el Grupo Socialista no se oculta el disgusto al conocer que al PP le molesta haber sido colocados los últimos sin dirigirse a ellos para explicarles con naturalidad que les parece mal y, por tanto, que se cambie la fecha. En principio todas las reuniones estarán presididas por el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso, acompañado por el secretario general, Eduardo Madina. No obstante, la atención de los grupos está puesta ahora en el debate sobre la crisis económica que mantendrán con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y que marcará la pauta.

La pequeña historia, según el relato del PSOE, empezó el pasado viernes cuando el secretario general del Grupo Socialista propuso al secretario general del Grupo Popular, José Luis Ayllón, convocar la reunión para el 26 de febrero, como broche de la ronda. Éste asegura que Ayllón sólo señaló que se lo comunicaría a la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría. A primera hora de la tarde de hoy lunes, Madina se encontró casualmente en las dependencias parlamentarias con Ayllón y éste ya sí, le objetó que les habían colocado los últimos.

"Ha sido un gesto de deferencia y no de mala fe, así el Grupo Popular puede ir viendo la evolución de las negociaciones pero si quieren otra fecha lo podrían y lo pueden decir", señala Madina. Pero de momento no hay respuesta. Los populares, por su parte, creen que el hecho de colocarles los últimos, y además en una ronda que va a durar la friolera de 15 días, es una clara prueba de la escasa voluntad de pacto de los socialistas. Para el PP, el PSOE sólo trata de escenificar una falsa voluntad de acuerdo, pero en realidad sólo trata de atraerse a los grupos pequeños, los mismos que le apoyaron los Presupuestos, y dejar fuera al PP.

Lo cierto es que las reuniones empiezan con el escepticismo de todos al estimar que nadie es sincero en su afán de negociar. Los socialistas aseguran que sí quieren encontrar "espacios para el acuerdo", y este es su temario: Estrategia de Economía Sostenible y, dentro de la misma, la Ley de Economía Sostenible que está a punto de ser aprobada por el Consejo de Ministros; el recorte del gasto público cifrado por el Gobierno en 50.000 millones de Euros en tres años para intentar disminuir el déficit público; la reforma laboral y el pacto por la Educación. Casi todas son materias que ya están en discusión en otros ámbitos pero que, finalmente, llegarán al Parlamento por lo que estas conversaciones tratan de allanar el camino. No obstante, la atención de los grupos está puesta ahora en el debate sobre la crisis económica que mantendrán con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y que ofrecerá indicios seguros de la posibilidad de acuerdo, antes de que se celebren las reuniones.

Este el calendario de las reuniones confirmado:

- CiU: 16 de febrero (previsto antes de que el Grupo Socialista anunciara esta ronda de contactos)

- PNV, ERC, IU e ICV: 18 de febrero

- BNG y UPyD: 23 de febrero

- NaBai y UPN: 25 de febrero

- PP: 26 de febrero