Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anne Hathaway y el adiós al catolicismo

La actriz cuenta que le dio la espalda a la religión tras enterarse de la homosexualidad de su hermano

A pesar de haber crecido en una familia tan católica que su aspiración de niña era convertirse en monja, la actriz Anne Hathaway ha contado en una entrevista que la homosexualidad de su hermano hizo que todos se alejaran de la fe de la iglesia de Roma.

"¿Cómo vamos a apoyar a una organización que tiene una visión tan limitada de mi querido hermano?", se pregunta la joven actriz, que en estos días promociona la película Historias de San Valentín, en el próximo número de la edición británica de la revista GQ.

"Toda la familia nos convertimos a la iglesia episcopal cuando mi hermano salió del armario", relata Hathaway, que, sin embargo, tampoco se sintió cómoda con su nueva religión, la versión estadounidense del anglicanismo.

Ahora, no siendo católica ni protestante, la actriz de 25 años tiene una mejor forma de describirse: "Soy... nada", declara. "Soy un trabajo en progreso".