Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae una banda juvenil que actuaba en Madrid, Valencia y Alicante

Los autodenominados 'Blood' están acusados de asociación ilícita, narcotráfico, lesiones, allanamiento y tenencia ilícita de armas

La Guardia Civil ha desarticulado una banda juvenil autodenominada Blood (sangre, en inglés) que operaba en Madrid, Valencia y Alicante y cuyos miembros se les imputa la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita, tráfico de drogas, lesiones, allanamiento de morada, amenazas, coacciones y tenencia ilícita de armas.

La operación Carpetazo se ha saldado así con la detención de un total de treinta y nueve personas de nacionalidades colombiana, cubana, chilena, ecuatoriana, ucraniana, rumana, estadounidense y marroquí a los que se les han intervenido un arma de fuego, con su correspondiente munición, diversas armas blancas, varias cantidades de sustancias estupefacientes, útiles para su adulteración, manipulación y cultivo, además de abundante documentación de la banda.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del pasado año cuando la Guardia Civil de Alicante detectó que en la localidad alicantina de Torrevieja se estaba estableciendo una banda juvenil de estructura organizada, que se dedicaba a cometer diversos delitos y cuyos miembros se hacían llamar los Blood, que actuaban de forma similar a otras bandas de origen latino.

Una vez que la Guardia Civil contó con la información suficiente sobre el grupo, se decidió iniciar la explotación de la operación, que se desarrolló en tres fases diferentes.

La primera tuvo lugar en la localidad alicantina de Torrevieja el pasado mes de octubre, cuando la Guardia Civil logró desarticular el aparato directivo de la banda tras detener a 16 de sus integrantes, 13 hombres y 3 mujeres.

En una segunda fase, en noviembre, se detuvo al resto de integrantes de la banda asentada en Torrevieja. Seis de ellos eran menores.

Finalmente, durante este mes de enero, se ha llevado a cabo la tercera fase de la operación, en la que han sido detenidos los dirigentes de la banda en Madrid y Chiva (Valencia). Todos eran varones de entre 18 y 24 años de edad.

En los registros domiciliarios realizados en Torrevieja y Madrid, aparte de un arma de fuego, con su correspondiente munición, diversas armas blancas, varias cantidades de sustancias estupefacientes, se intervino abundante documentación propia de la banda, en la que se recogía su doctrina y sus leyes, donde quedaban establecidas sus normas de funcionamiento (castigos, lenguaje convenido y secreto, etcétera).

Con estas últimas detenciones, la Guardia Civil da por desmantelada la banda, cuyos integrantes han pasado a disposición judicial.