Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telecinco considera "antidemocrática" e "inconstitucional" la descalificación de Karmele Marchante

La cadena emite un comunicado para pedir que su colaboradora vuelva a ser admitida en el concurso

La decisión de Televisión Española de expulsar de Karmele Marchante de la carrera por representar a España en Eurovisión 2010 está trayendo cola. Telecinco considera "inaceptable, antidemocrática e inconstitucional" la descalificación de la periodista, según un manifiesto publicado en su web, en el que argumenta que la colaboradora vuelva a ser admitida en el concurso.

Karmele, por su parte, ha declarado que se siente "completamente hundida" y considera la decisión "una injusticia total". Popstar Queen, nombre con el que se había presentado al certamen, ha agregado que, sin embargo, está "preparada" para levantarse. "Voy a luchar hasta quedar sin aliento para que se haga justicia". Según la periodista rosa y la cadena que la aupó como candidata para representar a España en Eurovisión, la canción Soy un tsunami no infringe ninguna de las normas que debían seguir los temas a presentarse.

Telecinco, dispuesta a rentabilizar la polémica en audiencia televisiva y en visitas a su página, se ha volcado en que RTVE vuelva a admitir a Marchante y ha puesto en marcha en su web una alternativa para seguir votando a la periodista. "No se puede jugar con los votos de 127.000 personas", ha concluido Marchante, refiriéndose al número de apoyos que tenía en el momento en que RTVE decidió retirar su candidatura de la lista.

Ayer por la tarde, Marchante aseguraba en Sálvame que todo lo que había publicado la prensa durante el día con respecto a que posiblemente la fueran a descalificar era completamente mentira y el programa acabó con la periodista feliz bailando con el presentador, Jorge Javier Vázquez.

Igual que Chikilicuatre

Ésta no es la primera vez que una cadena de televisión competencia de Televisión Española presenta a uno de sus colaboradores como aspirante a representar a España en Eurovisión. En 2008, La Sexta consiguió que Chikilicuatre, un cómico convertido en cantante en el programa de Buenafuente, se impusiera a cantantes profesionaes en la pugna y acabara representando a España en el concurso. El cómico logró elevar los índices de audiencia de la retransmisión, que al año siguiente volvieron a bajar con la actuación de Soraya (perdió cuatro millones de espectadores). La participación de Chikilicuatre y la cobertura que le dieron los medios de comunicación significó una tremenda publicidad para La Sexta, al igual que ocurre ahora con Karmele y Telecinco.

Otro de los excluidos por RTVE es Juan Losada, que ha manifestado que en el momento de presentarse para la selección estaba "convencido de cumplir los requisitos exigidos en las bases del concurso". El cantante, que no ha dado más explicaciones, ha expresado en un comunicado que "en ningún momento actuó de mala fe y que ha sido víctima de personas sin escrúpulos que han querido poner en duda su credibilidad como artista".