Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Vega pide a Vic y Torrejón que "reconsideren su posición sobre los inmigrantes"

La vicepresidenta primera del Gobierno asegura que la Ley de Libertad Religiosa "no está en el congelador"

Por razones legales indudables y porque la sociedad española es contraria a la vulneración de derechos, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pide a los Ayuntamientos de Vic y Torrejón de Ardoz que "reconsideren" su posición sobre el censo para inmigrantes. Estos Ayuntamientos habían anunciado su intención de no permitir la inscripción en el censo a los inmigrantes sin papeles al exigirles que presenten una tarjeta de residencia. Actualmente con el pasaporte es suficiente para inscribirse en el censo municipal, lo que supone poder acceder a todos los servicios públicos de la localidad.

A juicio de la vicepresidenta, que ha comparecido en rueda de prensa después del Consejo de Ministros, no hay necesidad alguna de reformas legales ya que "la ley es clara", y, por otro lado, la sociedad española tiene una escala de valores "que le hace estar muy atenta "a cualquier recorte de libertades".

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) prepara un documento para todos los Ayuntamientos de España, de carácter jurídico, según el cual los Ayuntamientos no tienen capacidad para pedir más documentación de la que ya se prevé para inscribirse en el censo las Leyes de Régimen Local y Extranjería.

Por otra parte, la vicepresidenta primera ha querido disipar las dudas respecto al futuro de la Ley de Libertad Religiosa que, en principio, debía estar ya a punto de ser aprobada por el Consejo de Ministros. "La Ley de Libertad Religiosa no está en el congelador", ha asegurado De la Vega, que sin especificar una fecha concreta sí se ha comprometido a que esta norma sea aprobada por el gabinete socialista antes de que termine el periodo de sesiones parlamentario que empieza en febrero y termina en junio.