Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las asociaciones que denunciaron a Ibarretxe y López acusan al TS de ceder a las presiones

El PSE y el PNV expresan su satisfacción ante la decisión del Supremo de no considerar delito la reunión con Batasuna.- El PP acata la sentencia

El Foro de Ermua y Dignidad y Justicia, las dos asociaciones que llevaron a juicio a Patxi López y Juan José Ibarretxe por reunirse con la ilegalizada Batasuna, han acusado a los magistrados del Tribunal Supremo de haberse dejado influenciar por las "presiones políticas" para exculpar al lehendakari y a su antecesor en Ajuria Enea. El presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, ha asegurado que en los últimos días "ha habido muchas presiones políticas indirectas" sobre los magistrados del Supremo, mientras que el Foro de Ermua ha considerado que la decisión del Alto Tribunal tiene "muy poco fundamento jurídico".

UPyD se ha sumado a la opinión de las dos asociaciones y ha manifestado que esta resolución "no deja de ser una noticia que vuelve a poner a la Justicia bajo la sospecha", ya que parece que "hay dos tipos de ciudadanos: los que están en instituciones y se les mide por una vara de medir, y los demás". Carlos Martínez Gorriarán, responsable de Programa y Acción Política del partido que lidera Rosa Díez cree que el hecho de que no tenga consecuencias legales reunirse con la ilegalizada Batasuna traslada la idea a la sociedad de que "si robas una gallina te puedes ver metido en un lío mucho más grande que si negocias con ETA".

El PSE y el PNV han mostrado, en cambio, su satisfacción por la decisión del Tribunal Supremo. La Presidencia del Gobierno Vasco ha reiterado su convencimiento de que "no hubo ningún delito" en las reuniones, según fuentes oficiales de la Lehendakaritza. Desde fuentes socialistas, el portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha expresado su satisfacción por que el Supremo haya dictaminado que no hubo delito, ha destacado la "importancia" de que el tribunal haya entrado en el fondo del asunto y ha concluido que "se cierra definitivamente un caso que nunca debiera de haberse iniciado".

Por su parte, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha considerado que con la decisión "se ha cerrado un despropósito del sistema judicial, singularmente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco".

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, ha recordado que todos deben "acatar las sentencias, que es lo que hacemos en este caso". En el terreno político -ha añadido- debemos recordar el tremendo error político que constituyó legitimar a Batasuna en aquellas negociaciones".