Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Farruquito salda su cuenta con la justicia

El bailaor cumple su condena de tres años de cárcel por atropellar y matar a un peatón

El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, ha saldado ya sus cuentas con la justicia. Fue condenado a tres años de cárcel -que acaba de cumplir- por delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro tras atropellar y matar con su vehículo a Benjamín Olalla en septiembre de 2003. El bailaor conducía por Sevilla sin carné, sin seguro y a gran velocidad.

Gracias a su buena conducta, Farruquito ha ido disfrutando de los beneficios penitenciarios desde que entró en la prisión de Sevilla el 16 de enero de 2007. Tras 14 meses encarcelado logró el tercer grado en marzo del año siguiente y sólo tenía que acudir a la prisión para dormir.

En enero de 2009, logró la libertad condicional y dejó de tener que llevar la pulsera de control telemático. La libertad condicional fue aprobada por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla tras estudiar los informes favorables que envió la prisión en los que se destacaba su buen comportamiento.

Además de la condena de tres años de cárcel por la muerte de Olalla, el juez le impuso en su día el pago de 102.500 euros de indemnización a su viuda y de 16.550 euros a los padres de la víctima del atropello.